Se define como un motor eléctrico al dispositivo que está diseñado para convertir la energía eléctrica en energía mecánica, esto gracias a la acción de los campos magnéticos que son generados por sus bobinas. Las máquinas eléctricas son rotatorias y están compuestas por un estator y un rotor.

En ciertos casos, los motores electricos Moverica son reversibles, pues puede convertir la energía mecánica en energía eléctrica y funcionarían como un generador o dínamo. En cuanto a los motores eléctricos de tracción, son utilizados en las locomotoras o en automóviles híbridos que realizan a menudo las dos tareas, por supuesto si se diseñan de una manera adecuada.

Casos en los que se usan motores eléctricos

A grandes rasgos hay que empezar por mencionar que los motores eléctricos son usados en una infinidad de sectores, esto en relación con las necesidades de cada ámbito en el mercado o producto que se esté desarrollando en el momento.

En las instalaciones industriales, particulares y comerciales, los motores eléctricos son una muy buena opción el uso de los mismos se ha generalizado en los ventiladores, bombas, en los vibradores de los teléfonos móviles, en los electrodomésticos, en los medios de transporte eléctricos, que los esmeriles angulas, unidades de disco, otras herramientas eléctricas, etc.

Vale la pena tener en cuenta que por las características de los motores eléctricos, los mismos se pueden impulsar por fuente de corriente continua o por fuentes de corriente alterna, lo que puede significar que se tome la decisión o no de ser utilizados en determinado proyecto.

Corriente continua y corriente alterna en los motores eléctricos

En cuanto a la corriente directa, corriente continua es la que proviene de las baterías, digamos, paneles solares, fuentes de alimentación que se han instalado el interior de los aparatos que utilizan estos motores y en los rectificadoras.

En relación con la corriente alterna, se puede tomar para su uso en los motores eléctricos tanto de una manera directa desde la red eléctrica, los alternadores de las plantas eléctrica de emergencia, sin pasar por alto otras fuentes de corriente alterna bifásica o trifásica como los inversores de potencia.

Pequeños motores eléctricos y grandes

La variedad que es denominada como los pequeños motores, pueden ser encontrados en casos como los de los relojes eléctricos. Sin lugar a dudas, porque se ajustan de buen modo en esta clase de dispositivos, tanto por diseño, estructura, como por funcionamiento.

Los motores de uso general con dimensiones y características más estandarizadas le van a proporcionar la potencia adecuada a los usos industriales. Los motores eléctricos de un mayor tamaño se utilizan para la propulsión de trenes, compresores y las aplicaciones de bombeo cuya potencia alcanza los 100 megavatios.