En el mundo entero se discute cada vez más sobre los cambios legislativos en relación con la marihuana que son necesarios abordar, discutir o por lo menos considerar como parte de la agenda de trabajo en los sectores políticos y de administración gubernamental.

En ese orden de ideas, para el caso de España, en los tiempos recientes se habla con cada vez más frecuencia de cambios legislativos en torno a la marihuana, porque es muy claro para las autoridades que se deben plantear modificaciones en cuanto al modo en que se piensa consumo de sweet seeds y otras variedades de este alucinógeno.

Marihuana y cambios legislativos en España

Es importante empezar por mencionar que en el caso de España, este es uno de los primeros países que ha tomado la decisión de apostar por la prevención antes que la represión, lo cual en términos de observaciones y análisis científicos, es la metodología pertinente en la lucha contra las drogas.

Además de lo anterior, en los tiempos actuales se podría considerar que España se adelantaría a la ONU al tomar la decisión de abrir el debate sobre la legalización del cannabis. Lo anterior se explica por la búsqueda de los nuevos partidos Ciudadanos y Podemos, aunque claro, con ciertos matices.

A grandes rasgos, hay que resaltar que ambas propuestas políticas son partidarios de dar una carta de normalidad a la marihuana, al tiempo que se regula su producción y distribución, a diferencia de lo que sucede con el PSOE, donde el objetivo es abrir el debate, pero sin pronunciarse de una manera definitiva sobre el asunto.

Este es un caso que desde una perspectiva global se puede esperar, ya que una administración que ha tomado la decisión previamente de apostar por la prevención antes que la represión, es bastante viable que continúe con este tipo de procedimientos para dar la cabida que merece una sustancia como esta.

Vale la pena recordar que los drogadictos no son delincuentes sino enfermos a los que se debe tratar mientras se convence a las demás partes de la sociedad de los peligros del consumo. Por supuesto, la anterior perspectiva implica los cambios legislativos sobre la marihuana a los que se hace referencia, porque de una u otra manera, se sigue parando desde la discriminación. También hay que mencionar que existen posturas dentro del pueblo español que van en contra de este tipo de medidas, lo cual es de esperarse porque aún continúan miradas conservadoras sobre el asunto.

En conclusión, el debate se va a andar tarde o temprano y estos cambios legislativos a los que se hace referencia van a ocurrir, porque son necesarios y son un paso hacia adelante que se requiere.