Rocío Zorrilla, presidenta de la Asociación de Grifos del Perú “El mercado de grifos factura S/.38 mil millones por año en promedio”

Por Guisella Vargas Ochoa

Rocío ZorrillaAhora que Repsol alista la venta de sus más de 300 estaciones de servicios, entre propias y afiliadas, la Asociación de Grifos del Perú espera que el nuevo comprador respete las reglas de sana competencia y no pretenda asumir una posición de dominio en el mercado considerando que tendrá además el control de la refinería La Pampilla.  Igualmente, este gremio tiene la expectativa de que se invierta US$800 millones en la modernización de esa planta para que a partir del año 2016 cumpla con abastecer a los grifos de un Diesel menos contaminante, tal como lo manda la ley. Por ahora, de las 3800 estaciones que hay en el país, solo las 1100 que están en Lima venden ese tipo de combustible. En tanto, mencionó que durante el 2013, los diversos competidores del sector invertirán US$25 millones en la apertura de nuevas estaciones. 


Dado que están en venta los grifos Repsol, ¿qué esperan que haga el nuevo operador privado en vista que el Estado ya dio un paso al costado?


Sabemos que Repsol está conversando con diversos grupos y están recibiendo propuestas. El nuevo operador tendrá que invertir en la refinería La Pampilla, que es lo que se requiere. Si Repsol no puede hacerlo tiene que haber un privado que lo haga porque será más eficiente que el Estado. Lo que nos gustaría es que con esta compra la nueva accionista no consiga una posición de dominio en el mercado.


¿Se refiere a que el comprador no pueda comprar en bloque los grifos más la refinería?


Exactamente, el que refina no debería comercializar o en todo caso lo mejor es que tenga un buen gobierno corporativo y así evidentemente no mezclará las cosas. Si es en bloque y estamos frente a una empresa que no se manejará con buen gobierno corporativo, estaríamos en problemas. Pero si es una empresa como Repsol que no está haciendo malas prácticas y no se aprovecha de la refinería para hacer competencia desleal o hacer caja para que los fondos se destinen a otros temas, no creo que haya ningún problema. El nuevo privado al comprar sabrá que tiene que invertir US$800 millones en el proyecto de sulfurización, que está comprando un negocio rentable en lo que concierne a grifos y no tan rentable en cuanto a la refinería y que tiene que cumplir las normas ambientales.


¿Qué cadenas de grifos están interesadas en comprar los grifos de Repsol?


Se habló del grupo Romero, del grupo Interbank, de Pecsa, pero ellos firman acuerdos de confidencialidad como lo hizo el Estado.


Llama la atención que el Estado haya firmado ese tipo de acuerdo...


En realidad toda la operación llamó la atención. Tenía que haberse hecho con mayor transparencia. Hubo falta de información, marchas y contramarchas. Estábamos hablando de inversiones que superaban los US$2,200 millones, cuyos recursos los financiamos todos nosotros. 


De las 3800 estaciones que hay en Perú, Repsol es dueña de 113...¿Cómo se distribuye el total entre los diversos grandes operadores?


Sí son 113 pero además mantiene contratos de suministro con propietarios independientes, por eso tiene bajo su marca más de 325 estaciones de servicio. Así tiene 10% de participación en el mercado. PetroPerú tiene el mayor porcentaje de estaciones afiliadas que son más de 500. Primax tiene 330, Pecsa 260. Ambas tienen estaciones propias y afiliadas.  Más del 60% de las 3800 son grifos pequeños e independientes que no están afiliados a ninguna cadena.


¿Cuánto facturan las 3800 estaciones al año?


Hay una diversidad de combinaciones en el mercado. Hay estaciones que solo venden combustibles líquidos y otros que tienen gas natural y agregan negocios diversos como restaurantes, bancos y otros. En los últimos seis años se han abierto 210 estaciones de gas natural. Una estación factura aproximadamente al año S/.10 millones. Por ello, el mercado de grifos factura 38 mil millones de soles por año en promedio.


¿De ese ingreso qué porcentaje es la utilidad?


El porcentaje de utilidad bruta promedio está entre el 10% y 15%, lo cual depende de cuánta diversificación tenga una estación en cuanto a productos y servicios que ofrece. Por ejemplo, un servicio de lavado y engrase probablemente sea más rentable que la venta de gasolina.


Considerando que la venta de vehículos avanzó 38% en el primer trimestre del año ¿en qué medida crecerá la venta de combustibles en el país en el 2013?


Si crecen las ventas de autos, crecerá el volumen de venta de combustibles. Pero no es proporcional en todas las estaciones, precisamente por la diversidad de combustibles que venden. El volumen de venta de combustibles ha crecido 20% del 2011 al 2012. En cuanto a facturación es difícil indicar un monto porque el precio del combustible varía semanalmente. Pero así como hay ingresos hay inversiones que estamos obligados a cumplir por ley, lo cual afecta la utilidad. Por ejemplo hay que invertir en extintores en todas las islas de combustible. Tenemos compromisos ambientales, como hacer el monitoreo de aire y ruido cada tres meses, debemos tener personal contratado para que haga mantenimientos preventivos en todas las áreas. Hay que hacer declaraciones bimensuales al ente regulador cuando se trata de gas natural.


¿En el 2013 el volumen de venta se mantendrá igual o será mayor?


El volumen de venta de combustibles para el 2013 crecerá 10% en promedio según lo proyectado.


¿De las 3800 estaciones, qué porcentaje se encuentran en provincias?


Entre 1,000 y 1,100 estaciones se encuentran en Lima. Luego siguen Arequipa y Trujillo. Son regiones económicamente dinámicas. Justamente, hay proyectos de inversión de nuevas estaciones en estas provincias, así como en Piura y Chiclayo. Ya hay 50 estaciones de servicio que tienen aprobación de inicio de obras.


¿Cuánto se proyecta invertir este año? 


Luego de estos ruidos políticos, las inversiones están pendientes de ejecutarse. Aproximadamente se estarían invirtiendo entre 20 y 25 millones de dólares solo en estaciones de servicio en el 2013, no estamos considerando inversiones en gas natural licuado. Había inversiones paralizadas de 1,500 millones. Mientras no se defina la política del gobierno de querer hacer esto junto con los inversionistas estará en `stand by´, porque más que hacer una estación de servicio es implementar toda un sistema de transporte para llevar el gas natural a provincias. Si no se da un precio promocional a provincias será difícil hacer crecer ese mercado.


Anteriormente ustedes informaron que en conjunto el sector grifos ha realizado inversiones equivalentes a US$2700 millones ¿En qué período se ejecutó?


Durante los últimos 20 años. Implementar una estación de gas natural no baja del millón de dólares. Y una estación de combustibles líquidos medio millón. Esto es sin considerar terreno, lo que representa otro millón o millón y medio adicional debido al `boom´ inmobiliario.  Los nuevos que han ingresado al mercado han tenido que invertir en los últimos seis años cifras astronómicas.  


Hablando del tema de inversión, hemos presentado un proyecto de ley, que está en la Comisión de Transportes del Congreso, mediante el cual planteamos impulsar la conversión de vehículos a gas natural. En abril, 1,800 vehículos se han convertido a gas natural. Necesitamos que el gobierno apoye en esta tarea para que se tenga acceso a combustibles más baratos a través de la conversión a gas natural o GLP. Necesitamos de políticas claras y de inversión del Estado y del privado para incrementar los niveles de conversión y de autos. Ahora hay 158 mil vehículos convertidos a gas natural cuando podríamos tener casi 300 mil.


¿Cómo se implementaría la norma?


Hemos propuesto la implementación de un bono verde para los usuarios de vehículos nuevos como se hace en Colombia y Bolivia donde hay proyectos financiados por el Estado. Ese bono es equivalente al IGV y permitiría reducir el costo de la conversión. Para ello se puede usar un fondo de las regalías. Por el lado de los privados asumiríamos el 50% del valor de conversión. Propusimos que el Estado dé el ejemplo y convierta sus unidades a gas natural. Es por un tema de salud pública.


Y en cuanto al Diesel,  ¿todos los grifos están cumpliendo con vender el que tiene 50 partes por millón de azufre, que es el menos contaminante?


El Diesel F50, que tiene 50 partes por millón de azufre, se tiene que importar y es por eso que las refinerías han dejado de ganar fuertes sumas de dinero. Como ni la refinería La Pampilla de Repsol ni Talara del Estado lo pueden producir se ven obligados a importar. Y ello lo expenden a los grifos, los cuales tienen la obligación de comercializarlo por lo menos en el departamento de Lima.


Entonces en los 2800 grifos restantes ¿están vendiendo el diesel más contaminante de 3500 partes por millón de azufre que se produce en La Pampilla?


Lo que pasa es que hay un programa de implementación en el que se ha pasado de 3500 a 500 y de ahí al de 50. El Diesel lo abastecen la refinería La Pampilla de Repsol y Talara de PetroPerú.


¿Y de acuerdo a ese cronograma, cuándo las provincias tendrían el combustible de 50?


En realidad no está claro porque siempre se amplían los plazos de la ley para que las refinerías cumplan con la norma. Se ha postergado tres veces. Las refinerías son las obligadas a importar. El 100% del Diesel F50 es importado de Estados Unidos, Ecuador, Venezuela, de varios países. Las refinerías no tienen plantas de sulfurización para producirlo.


¿En el futuro es posible vender solo gas natural o siempre se requerirá el diesel?


Siempre se va a necesitar. Nuestro parque automotor usa combustibles líquidos, fósiles. Si las refinerías no pueden invertir en su modernización y producir el de 50, van a tener que seguir importando. La Ley 28694 señala que a partir del 1 de enero del 2010 quedaba prohibida la comercialización de diesel que tenga más de 50 partes de millón. Quedaba prohibido en todo el Perú, pero se les dio permiso a las refinerías para importar hasta el 2015. Por eso, en el año 2016 ya tienen que producir este combustible más limpio. Al que compre la Pampilla le quedarán tres años para modernizar la refinería. El privado quizá espere a que primero el Estado dé el ejemplo e invierta en modernizar la refinería de Talara. Pero tenemos entendido que Repsol ha iniciado su proceso de modernización. Y en el caso de PetroPerú se dice que están buscando alternativas financieras para Talara.


Si se modernizaran las refinerías, ¿el precio del combustible en los grifos bajaría de precio?


De hecho si el combustible se produjera en Perú no dependeríamos tanto de los precios internacionales.


El ministro de Energía y Minas afirma que algunos grifos cometen abusos y que no aplican la reducción de precios de los combustibles en su debido momento...


En un mercado de libre competencia yo rechazo esta afirmación. Hay estaciones que pueden tener diferencias en la venta de un mismo producto en el precio de lista. Cada estación de servicio margina de acuerdo a sus proyecciones de recuperación de inversión. No necesitamos que haya un control de precios cuando el mercado es el que obliga a bajar o subir el precio. No somos los que establecemos los precios sino las refinerías. Y esto a su vez depende de los precios internacionales porque hay importación.  En el Perú, un 80% de los combustibles que se emplean son líquidos y el Diesel representa más de un 50%. Por ello, es una obligación moral y ambiental modernizar las refinerías, porque es un tema de salud pública. Si se invierte en esto, se disminuirá gastos en salud. El Estado tiene que exigirlo.