Ricardo Polis Labarthe, presidente de ProCitrus; “El Estado debe resolver los conflictos por el agua y acelerar los proyectos de irrigación”

Por Guisella Vargas Ochoa

Ricardo PolisProCitrus, la Asociación de Productores de Cítricos, proyecta que las exportaciones de cítricos peruanos crecerán 10% este año respecto a la temporada anterior que llegó a los US$83 millones de facturación. Su presidente, Ricardo Polis Labarthe explica que las mandarinas representan más del 50% de los envíos y que la demanda internacional va en aumento. Sin embargo, las exportaciones de esta dulce fruta podrían incrementarse sustancialmente si se desarrollaran cultivos específicos para abastecer el mercado asiático. Sin embargo, advierte que para ello es fundamental contar con tierras aptas para que grandes inversionistas se animen a apostar por la citricultura, lo cual depende de que el Estado acelere los proyectos de irrigación en el país.

¿Cuáles son los factores que permitirán el crecimiento de las exportaciones de cítricos?

Esto se deberá al aumento de la producción y de la demanda. Además tenemos buen clima, el producto es de buena calidad, alta productividad y gran sabor. Chincha y Lima son las regiones más dinámicas. En el 2012 fueron exportados un total de 89,244 toneladas de cítricos.

¿Del total de exportación de cítricos, qué porcentaje representa la mandarina?

Las mandarinas representan el 53% de las exportaciones de cítricos. Es una mandarina fácil de pelar, de buen color, dulce y sin semillas.  También exportamos tangelo-minneola que representa el 35% de las exportaciones de cítricos, mientras la naranja tiene 8% de participación. Luego siguen la toronja y el limón en menor porcentaje.

¿Qué países consumen más mandarina peruana?

Reino Unido, Estados Unidos y Canadá. La tendencia mundial en materia de cítricos va por el mayor consumo de mandarinas por tratarse de un fruto fácil de pelar y de comer sobre todo en un mundo tan práctico en el que vivimos, donde la gente quiere ahorrar tiempo. Por ello la demanda de mandarinas seguirá creciendo. El ritmo de crecimiento anual es de 10%.

Actualmente hay esparragueros que están planeando reemplazar sus cultivos por otros con menos sobrecostos ¿La producción de mandarina podría ser esa alternativa?

Si, pero hay que tener en cuenta que se tiene que identificar bien qué tipo de mandarina se debe producir dependiendo del tipo de suelo, así como también definir en qué momento debe ocurrir la cosecha en función a la demanda internacional y dependiendo del tipo de mercado. Esto es importante para no saturar el mercado en determinados momentos del año. Hay unas mandarinas que salen entre marzo y mayo, otras en julio,  agosto y setiembre. Por ejemplo el mercado de la minneola tangelo ya está muy bien abastecido y por lo tanto no sería conveniente seguir sembrando este tipo de mandarina. Pero hay otras variedades que sí se requieren y por ello ProCitrus está dispuesto a brindar la orientación necesaria a los interesados en invertir para que conozcan las diferentes alternativas. Acabamos de terminar nuestro octavo seminario internacional en el que justamente explicamos las ventanas donde hay necesidades de frutas.

¿Cuáles son esas ventanas?

Una ventana sería que la cosecha sea entre abril y mayo o en setiembre-octubre. Hay oportunidad para las mandarinas fáciles de pelar, sin semilla, con buen color y rica al paladar.

¿En qué mercados podría haber mayor demanda?

Un continente que hay que explorar mucho más es Asia. En el mercado europeo estamos consolidados, nos va bien. En Estados Unidos se consumen mandarinas pero no todos los tipos, hay que buscar la variedad y el momento correctos. En el mercado canadiense estamos muy bien, es un mercado que está en el 100% de absorción de la fruta. Rusia también está creciendo en cuanto a consumo. La producción está a la par entre oferta y demanda de mandarinas peruanas, pero hay que seguir buscando nuevo mercados. En la única que hay un poco de sobreproducción es en la minneola-tangelo porque no hay gran demanda afuera.

Considerando la existencia del TLC con China, ¿Qué oportunidades hay en ese mercado?

A China le gustan las mandarinas de tamaño grande y de buen color. Curiosamente la minneola o el  tangelo reúnen esas características pero tiene que ser más dulce. Otros mercados también son Holanda, Alemania. La ventaja de la mandarina es que es una fruta conocida mundialmente y esto hace que la gente la compre sin preocuparse de su lugar de origen. Saben que es rica en vitamina C y por eso se consume en los países de climas fríos como Rusia. Diferente es el caso de frutas como la lúcuma, que solo se conoce en Perú y Chile.

¿Qué mercado paga más por la mandarina peruana?

Depende de cada variedad. El precio promedio internacional puede oscilar entre US$0.80 y  US$1.20 por kilo.  Por ejemplo, la mandarina Satsuma es preferida en Inglaterra y Canadá. En Londres pagan 85 centavos de dólar FOB por kilo.

¿De qué manera está afectando a los exportadores de cítricos la crisis económica en Estados Unidos y el recorte presupuestal en las aduanas de ese país?

Esto recién se podrá saber a partir de junio cuando se inicien los envíos de este año a ese mercado. Respecto a la crisis, no creo que vaya a tener mayor impacto ya que lo que más se vende a ese mercado son mandarinas, las cuales forman parte de la lonchera familiar; son sanas y baratas y por lo tanto la gente no las dejará de consumir. Por ello, la demanda y los precios están estables en ese mercado.

Dado que el consumo mundial de mandarinas seguirá creciendo, ¿sería conveniente hacer mayor inversiones en este cultivo? ¿Cuánto se requiere invertir por hectárea?

Sin considerar el valor de la tierra, porque eso es muy relativo, no baja de unos US$15 mil por hectárea. Para que el negocio de las mandarinas sea rentable se requiere de unas 40 a 50 hectáreas como mínimo. Pero un problema que tenemos en Perú es que hay muy pocas tierras con agua y algunas de ellas no tienen la titulación correcta. Por eso hay empresas que no quisieron invertir al no hallar papeles en regla. Sin embargo, el Perú y sus tierras reúnen las condiciones para producir cítricos de muy buena calidad, con alta productividad y rentabilidad.

Entonces con mayor razón tendrían que acelerarse los proyectos de irrigación...¿Qué debe hacer el Estado?

Por supuesto, el agua está en la selva y hay que traerla a la costa para impulsar la agricultura.  Majes-Siguas es un proyecto maravilloso pero hay un conflicto entre Cusco y Arequipa que impide canalizar el agua. Tiene tierras muy buenas, es un proyecto de interés nacional porque allí se pueden desarrollar 38 mil hectáreas de agroexportación, al lado podría desarrollarse una ciudad. El valle de Ica está sufriendo de sed, hay estudios que permitirían traer el recurso desde la otra vertiente. Pero el Estado debe encargarse de resolver los conflictos por el agua y acelerar los proyectos de irrigación.

¿El cultivo de cítricos para exportación solo tiene que desarrollarse en tierras de la costa o también de la selva?

La fruta de la selva es maravillosa, yo soy un gran consumidor de naranja y tangelo de la selva, pero no tiene el color necesario por cuestiones climáticas. Puede ser muy rica de sabor pero necesita tener buena apariencia. Las frutas de la selva pueden ser muy buenas para el mercado local pero quizá no reúnan el color que el mercado externo demanda. Hay que hacer pruebas.

¿Qué empresas grandes ya están invirtiendo en tierras para cultivos de cítricos?

Hay varios grupos grandes como Agroindustrial Beta, el Grupo Breca con Agrícola Industrial Hoja Redonda, Dionisio Romero con un fundo que se llama Santa Patricia, ellos ya están en el mercado.

Por el lado de la demanda interna ¿cuál es el consumo per cápita de cítricos?

El consumo per cápita es de 5.2 kilos por persona al año. Somos grandes productores y consumidores de limón gracias a la gastronomía. Estamos muy cerca a Japón que tiene un promedio de 5.5 kilos. Mientras en Estados Unidos es de 1.5 kilos por persona.

¿Qué países nos llevan la delantera en materia de producción de cítricos?

Somos cuartos en el hemisferio sur. Argentina es un gran productor de mandarinas y Chile de naranjas. Uruguay es tercero, luego sigue Perú y de ahí Sudáfrica. Pero Chile no tiene más a donde crecer, además tiene problemas de agua y energía.

Si bien estamos en el puesto 14 dentro del ranking mundial de productores de cítricos, ¿qué hace falta para seguir escalando posiciones?

Se necesita mayor inversión en infraestructura para impulsar la producción y la exportación de cítricos. Por un lado es importante contar con buenos puertos, si se moderniza el puerto de Pisco sería estupendo pues se descongestionaría el Callao. Igualmente, se necesita que se amplíe la carretera Panamericana Sur que llega solo hasta la entrada de Chincha; debería llegar a Nazca para facilitar la salida de los productos.  Recordemos que son perecibles,  cuanto más rápido lleguen a su lugar de destino será mejor.

¿Y en el aspecto normativo hay algo por mejorar?

Lo que se necesita principalmente es estabilidad jurídica porque los cítricos son inversiones de largo plazo. Durante los tres primeros años hay que invertir en su alimentación y mantenimiento; a partir del tercer año la tierra empieza a producir un poco pero recién en el séptimo llega a su máximo nivel de producción. Gran parte del desarrollo de la agricultura moderna en el Perú se ha hecho dentro del marco de las leyes que se dictaron en la década del noventa; sería un error modificarlas.  

¿Cuál de los cambios normativos podría afectarlos más si se cambian de un momento a otro?

La básica es la Ley de Promoción Agraria. Hay un régimen especial laboral para la agricultura pero algunos no están de acuerdo con ella. Como gremio hemos explicado que de todos los trabajadores agrícolas, que son 5 millones, solo el 10% están dentro de ese régimen. El 90% de la agricultura es informal. Y ese 10% formal son los que trabajan para la agroexportación.

¿Qué debería hacer el Estado para que este sector se formalice?

Se debería fiscalizar más porque solo ese 10% son formales, solo ellos tienen seguro social, pensión, y además tienen un sueldo mayor al salario mínimo. En los noventas se logró el milagro peruano en el agro y un millón y medio de personas se han incorporado al mercado formal desde entonces. Por su parte, la citricultura genera ocho puestos de trabajo por hectárea en épocas de cosecha.

¿Qué actividades están realizando para impulsar más el consumo local de cítricos?

ProCitrus está haciendo una campaña propia a través de supermercados, radios, buses fomentando el consumo de cítricos. En la página web hemos publicado recetarios.