Pedro Martínez, Presidente de la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía (SNMPE): “Necesitamos darle un vuelco al uso de los recursos de canon minero”.

Por Maritza Asencios

entrevista 1 Pedro Martínez es presidente de la Sociedad Nacional de Minería Petróleo y Energía (SNMPE), organización empresarial que agremia a las personas jurídicas vinculadas a la actividad minera, hidrocarburífera y eléctrica. En una semana marcada por la decisión del gobierno respecto del proyecto Conga de la empresa Yanacocha, en el plano nacional, y por la nacionalización de YPF en el internacional, Biznews.pe conversó con él respecto de ambos temas, también sobre el uso del canon y quiso conocer por qué algunas inversiones mineras suscitan situaciones extremas como las vividas por el proyecto Conga.
La Sociedad dio a conocer en estos días un comunicado respecto al informe pericial del proyecto Conga..
El tema de Conga ha evolucionado. En principio en la nota de prensa indicábamos que el informe pericial era no solamente transparente y prolijo, sino que adicionalmente lo consideramos técnico, de mucho detalle, y muy profesional. Para nosotros este informe contenía un análisis y evaluación muy puntual respecto del comportamiento de la cantidad y calidad de las aguas tanto superficiales como subterráneas. Con ello se demostraba que esa zona sólo tiene agua en época de lluvia y en la época de estiaje prácticamente las lagunas se quedan sin agua y tiene recurso hídrico prácticamente marginal, son un espejo de agua mínimo. Con ello se derrumbaba el primer mito construido por algunos sectores que tiene una agenda distinta, en el sentido que decían que había agua siempre y el proyecto dejaría a la zona sin agua.
El segundo mito derrumbado a partir de la evaluación de los peritos es respecto de las aguas subterráneas. Ellos fueron claros y específicos que no hay afloramiento de aguas subterráneas, por el contrario dado la estructura geológica de esos suelos no existe sino un acuífero en una zona fuera del área del proyecto. Más bien existen acuitardos, depósitos de agua con una percolación muy lenta hacia el interior. De tal suerte que el segundo mito sobre las aguas subterráneas que afloran a la superficie y que explica la abundancia de agua en la zona también quedo derrumbado.
El tercer mito era que las aguas eran útiles para la agricultura, la ganadería y la población. Falso porque esas aguas provienen de conos volcánicos que contienen naturalmente altas dosis de minerales, arsénico, mercurio y otros minerales y metales que hacen imposible de usarla en la agricultura o ganadería y menos para el consumo humano.
Ellos también hacen recomendaciones.
Hacen una serie de recomendaciones en el sentido que se amplíe la capacidad de almacenamiento del reservorio bajo, a efectos de acopiar un mayor volumen de agua en épocas de lluvia para que se pueda servir a más poblaciones durante todo el año. El Estudio de Impacto Ambiental contemplaba la construcción de reservorios y ofrecía recurso hídrico para todo el año, no sólo para la época de lluvia. Además ofrecía tratar el agua a través de diversos métodos físicos y químicos para que sea susceptible de ser usada en agricultura, ganadería y consumo humano.
El informe pericial dice que efectivamente ese es el camino correcto, pero recomienda aumentar el almacenamiento de agua para servir a más poblaciones. Luego hace otras recomendaciones como, por ejemplo, procurar que el desmonte que proviene de la laguna Perol sea depositado en menor volumen en las lagunas previstas para ello, y que adicionalmente se conserve la zona de los bofedales a efectos de restituir los suelos una vez que termine la vida útil de la mina, y otras recomendaciones menores. Eso lo que dijimos en la nota de prensa: Que nos parecía un estudio serio, responsable, objetivo y técnico respecto de este problema y de alguna forma como usted recordará que el estudio de impacto ambiental contemplaba estos temas.
Pero algunas personas con una agenda distinta al desarrollo de Cajamarca y del país, generaron argumentos que han quedado derrumbados. A partir de eso, el gobierno se vio en la necesidad de contratar a peritos para analizar y evaluar la situación, que han concluido en que el Estudio de Impacto Ambiental ha quedado validado, ha tenido el rigor suficiente no solamente al momento de prepararlo y sustentarlo por la empresa, sino también al aprobarlo los seis ministerios y 16 instituciones del Estado. Quiere decir que el EIA tenía el rigor y nivel adecuado tanto para la empresa que lo presentó como para los ministerios e instituciones que lo aprobaron.
En suma, los mismos peritos dicen que es un estudio que cumple los estándares internacionales. Es una buena noticia para el país porque quiere decir que estamos haciendo las cosas correctamente, que los requerimientos para los EIA son los debidos, tienen el rigor suficiente y necesario para garantizar al Perú entero que existe un buen instrumento de mitigación de impacto ambiental, que garantiza el buen cumplimiento de las buenas prácticas.
¿Ha cambiado el panorama el mensaje presidencial del día viernes?
Creo que el mensaje del presidente recoge las recomendaciones del estudio pericial, es decir hace suyas las recomendaciones y obviamente agrega algunos temas relacionados con aspectos sociales y ambientales como por ejemplo la inversión de 5,000 millones en obras de infraestructura y mejoramiento de agricultura y temas relacionados con nutrición, educación y salud en Cajamarca, tanto en la región como en las localidades.
Otro aspecto es que ha pedido se incluya a más provincias dentro del alcance de las aguas. Ha quedado claro en este momento que no hay agua, pero puede haber si la represemos y tratamos; de tal suerte que durante todo el año los agricultores, ganaderos y población pueden tener recurso hídrico que actualmente no tienen de manera permanente. Creo que el proyecto al contrario suma y va en pro del desarrollo, pues el agua es un elemento vital y todo lo que signifique saneamiento es el primer paso para que los pueblos puedan tener tranquilidad y desarrollarse. Tenemos a la vista un buen proyecto, el gobierno ha tomado una decisión respecto a ello, y como lo ha dicho Yanacocha en un comunicado, le corresponde a la empresa hacer la evaluación correspondiente, el costeo y seguramente en los próximos días emitirá un pronunciamiento respecto al proyecto. Mi voto es que ojalá continúe el proyecto, no solamente por lo que significa como desarrollo para el Perú, sino para la región y para las localidades cercanas.
Con estos cambios, Yanacocha deberá hacer una inversión mayor. ¿Está en la capacidad una compañía minera de realizarlos?
A la empresa le corresponde evaluar estas recomendaciones y requerimientos expresados por el presidente en su mensaje, costearlos y determinarlos, ellos tienen que realizar esa evaluación y costeo y nos corresponderá a nosotros esperar su pronunciamiento. Tanto en el peritaje como en el mensaje presidencial y en el comunicado de la empresa se habla que tendrán que hacer una evaluación técnica y económica, así como buscar desde el punto de vista ambiental y social las mitigaciones que correspondan.
Respecto al EIA, se comentó que ahora todos pedirían peritaje a estudios de impacto ambiental ya aprobados, lo que no beneficiaria ni a la empresa ni al gobierno.

No es el caso, porque como reitero el EIA quedó legitimado, pues ya contemplaba estos temas. Las recomendaciones pasan por temas específicos como que en lugar de pasar de 1.4 millones de metros cúbicos disponibles actualmente en estas lagunas, llegar a un poco más. Eso dice el peritaje cuando habla de aumentar la capacidad del reservorio bajo para que almacene más agua.
Es decir, valida el EIA pero hace recomendaciones.
El Estudio de Impacto Ambiental ha quedado consentido, está legitimado. En el Perú tenemos una buena herramienta de evaluación y lo debe hacerse es enriquecerla, elevarle los estándares, pero no podemos pensar ni remotamente que cada EIA necesita un peritaje, porque sería absurdo.
Eso tampoco convendría pues implicaría que los estamentos estatales no realizan una buena labor de evaluación y fiscalización.
Por eso lo mencionaba. Lo que nos demuestra el informe pericial - y esa es una buena noticia para el Perú-, es que el EIA tiene el debido rigor tanto para la empresa que lo encarga y prepara como para quien lo sustenta. De otro lado tenemos la certeza que ha sido aprobado y examinado con rigurosidad, por lo tanto es una herramienta que funciona. Como todo en la vida habrá que ir elevando algunos de éstos estándares de una manera natural, pero no quiere decir que tengamos que estar contraponiendo a esta herramienta un peritaje en cada oportunidad.
Además significaría que el Estado invalida su propio trabajo.
Absolutamente. El peritaje ha funcionado no solamente para nosotros, para comprobar que lo que tenemos es correcto, sino para darle una seguridad adicional a la población de que estos argumentos que usaban estas personas con una agenda distinta y contraria al desarrollo del país, han quedado derrumbados.
¿Por qué sucedió esto con el Proyecto Conga? En Cajamarca existen varias mineras operando y la protesta no era contra las otras empresas sino contra un proyecto específico. ¿Qué faltó, comunicación con la población, quizá fiscalizar el dinero del canon? Se habla también de corrupción en los gobernos regionales, por ejemplo, Cusco recibe canon gasífero y sigue sumida en la pobreza, mientras que Ancash o La Libertad brindan una buena calidad de vida a sus pobladores gracias al canon.
Creo que son varias cosas. Para mí lo principal es que detrás existe en simultáneo un tema ideológico y político, sino recordemos la formación de las personas al frente de las protestas, tenemos una pugna de dos vertientes políticas por lograr quien queda como ganador de ese espacio político. Tenemos gente que ha perdido relevancia política y usan estas protestas para tener figuración política con miras a las próximas elecciones. De tal suerte que existe una pugna ideológica de dos facciones políticas y política respecto de quien ocupa el espacio político con miras al futuro.
A la vez, una serie de otros factores contribuyen a una mala percepción de las inversiones en general pero de Conga en particular. Aquí concurren, por ejemplo, que Cajamarca tiene una buena cantidad de recursos pero no tiene agua, y en lugar de usar los recursos en construir un segundo coliseo que está sin terminar, el gobierno regional debió construir reservorios, represamientos y hacer obras de saneamiento, agua y desagüe, que es el primer paso para entrar al desarrollo. Eso es lo elemental.
Parece que el saneamiento está unido a la salud y en consecuencia a la reducción de la pobreza. Los distritos que reciben canon gasífero gastan millones de soles en coliseos, piscinas y monumentos a la hoja de coca.
Ahí necesitamos dar un vuelco al uso de esos recursos. En otros países donde existe un sistema similar al de canon y regalías, todo esto se hace por etapas. La primera etapa en que deben concurrir todos los gobiernos regionales y locales, es en saneamiento y cuando recién se tiene un 80% de esa primera etapa cubierta, recién puede pasarse a la segunda etapa que puede ser relleno sanitario y en el último lugar el coliseo o el palacio municipal.
Pero no puedo saltarme las etapas, es decir empezar por el final y luego querer regresar al primero. Esto pasa por un examen del uso de los recursos y de cómo el país crecería de una manera pareja y evitaríamos esos deseos frustrados de algunas regiones que dicen ‘la región vecina tiene esto que yo no tengo’. Si todos crecen en forma pareja y desarrollan una primera etapa de saneamiento, y cuando tengan el 100% de eso pasan a la segunda y la tercera etapa, creo que el país crecería de una manera distinta, más ordenada y más justa.
Comentaba que eso sucede en otros países. ¿Una ley determina el uso del canon?
Eso esta legislado. Nadie se puede oponer a eso, es tan lógico y además inclusivo. Si esos ejemplos son buenos y resultan en otros países, creo que deberíamos pensar en ello y adoptarlos para nuestra normativa.
Pero regresando un poco a la pregunta que me hacía. Tenemos casos de mal uso de recursos, con una pésima elección de las autoridades, pues la gente se equivoca y tiene que soportar durante un tiempo a un ineficiente o un inexperto. Creo que hay que trabajar en varios frentes y sobre todo en la información, pues existe gente desinformada de manera genuina porque no todos saben todo. También existe desinformación sembrada para luego manipular esas voluntades en pro de agendas extrañas. Eso lo hemos visto ahora, se ha desinformado y mentido a la población, construyendo mitos que se han derrumbado. Corresponde ahora una etapa de presentación, explicación, difusión, de lograr el mayor alcance posible para que la población que fue desinformada de manera ex profesa tome conocimiento desde un punto de vista objetivo, racional y técnico. Además la información que se haga, puede ser mejorada. Dentro del proceso del EIA hubo 341 reuniones informativas entre audiencias, talleres y reuniones. Y en ellas participaron 12,800 personas de Huasmín, Sorochuco y Bambamarca. Han participado de esas reuniones muchas de las autoridades relegidas y la población. Algo debe haberse captado y entendido. Sucede que siempre existen fuerzas extrañas que manipulan o amedrentan.
Como señaló, era un tema político que quizá necesitaba una solución política.
Sí y le diré algo más. El Estado estuvo ausente, si alguna empresas tenía un proyecto generalmente a más de 3,000 metros, ahí no existen más que las empresas y las poblaciones vecinas. El Estado siendo ausente no participaba, y ahora debe actuar como garante tanto para la población respecto de que la empresa cumplirá lo ofrecido y como garante de la empresa para garantizar que los compromisos adquiridos deben ser cumplidos y que la población no puede demandar más. Y en caso que lo haga, el Estado debe acudir con los recursos que paga el proyecto para suplir la carencia en infraestructura, educación, salud y nutrición. Las empresas lo hacen dentro de su programa de responsabilidad social empresarial, eso y mucho más, porque las poblaciones han interpretado a la empresa como si fuese el Estado.
Hay roles que la empresa está haciendo, pero que es el Estado quien los debe cumplir.
Creo que lo sucedido es un paso importante, un breaking point. Inicialmente se decía “si sale Conga, bien, pero si no sale, las inversiones no solamente la mineras las ponemos en duda”, se genera incertidumbre y esos capitales van a otro lado. Pero si vemos ahora cual es el verdadero breaking point, es mirar hacia adelante con un Estado que participa, se compromete, es el fiel de la balanza y un garante para uno y otro, que las cosas deben hacerse conforme los compromisos. Por otro lado, extiende un nivel de confianza y seguridad de que las cosas se van a cumplir. Incluso este informe pericial incluye establecer una veeduría, es decir un monitoreo del comportamiento de lluvias, aguas, etc., y que se cumpla el tratamiento de las aguas. Y establecer una cátedra de hidrología respecto de como es el verdadero comportamiento de las aguas para que no nos cuenten cuentos.
También ha sido un jalón de orejas para el Estado, pues como dice existen mineras que realizan un excelente trabajo de responsabilidad trabajo, pero que son cosas que debería estar haciendo el gobierno. De otro lado, esta semana también sacaron un comunicado respecto al tema de la nacionalización de Repsol y YPF en Argentina.
Sin entrar a polemizar sobre decisiones de otros Estados, no nos parece correcto que se haga tabla rasa de lo que en un Estado es clave para garantizar no sólo a los inversionistas, sino a sus poblaciones: la estabilidad jurídica. Actuar contra las inversiones sólo trae el desconcierto y la estampida de las inversiones, el daño puede ser muy grave para Argentina y esto lo ha causado el propio gobierno pues el problema es el control de precios ejercido desde el inicio de estos regímenes de los señores Kirchner. Los controles de precios controlan el precio de venta al público, pero los costos siguen subiendo y llega un momento que estrecha tanto los egresos e ingresos que la empresa no obtiene resultados, y en casos como esos no hay forma de invertir. En Argentina al poner límite a los precios de venta, estrecharon los márgenes de ganancia, y obviamente la empresa no puede invertir en exploración ni producción de recursos. Por otro lado, desincentivan a otras empresas, porque si entran con un tope de precios no pueden reflejar los verdaderos costos, y esos capitales se van a otro lado. Después el propio gobierno dice que la empresa no ha hecho exploración y producción y ha tenido que importar y ha gastado sus reservas importando combustible porque la empresa no ha hecho ningún esfuerzo. Eso es un engaña muchachos, pero como los peruanos sabemos al final es el publico al que se quiso proteger poniendo un tope a los precios, quien paga; porque en el caso argentino ya consumieron sus reservas, también las de las AFP, y el público está pagando. Cuando sucedió en nuestro país terminamos pagando hasta 40 veces el precio del monto tope.
Al final internamente, eso ha sucedido. Desde el punto de vista externo es pésimo para los inversionistas, porque no pondrán un solo dólar en ese país porque corren el riesgo de que mañana me quiten mi inversión. Por lo tanto irán a buscar países donde puedan poner esos recursos. Pero le hace daño a la región porque los inversionistas ven primero mapas de región, y deciden ir al África, América del Sur, etc. Luego de analizar regiones, evalúan países. Un colega suyo dijo que podía ser una oportunidad para el Perú porque vamos a captar esos recursos, y eso significa que estamos yendo por el camino correcto. Mi reflexión va a que esas experiencias los empresarios tenemos que rechazarlas. Por ejemplo, usted pone un negocio, su capital y luego se lo quitan, entonces como empresario dirá nunca más meto un sol acá. Espantan las inversiones, es una mala señal, pero también viene a ser una oportunidad para el país de captar inversiones, qué pena que sea en esas circunstancias, pero a la vez significa que estamos haciendo las cosas bien y estamos en el camino correcto.
Un comentario final.
Hago votos porque esta inversión de Conga, luego de la evaluación y costeo que tenga que hacer la empresa, se cristalice y se pueda realizar. No solamente porque viene a ser la más grande inversión en un solo proyecto en el país hasta ahora, sino porque la filosofía del gobierno de llevar inclusión social solamente surte efecto si tenemos inversiones, ya que genera dos factores muy importantes, trabajo -que es una forma de incluir- y recursos, es decir impuestos, que puede utilizarse en las zonas más pobres donde existe carestía de infraestructura, nutrición y salud. Mi fórmula es muy simple, inversión que genera trabajo e impuestos que finalmente conducen a una verdadera inclusión social. El objetivo de los seres humanos es buscar bienestar, por eso tenemos tanta gente emprendedora, el surgimiento de una nueva clase media, un dinamismo en las provincias que crecen más que Lima. Soy testigo de ese dinamismo y quiere decir que la voluntad del peruano es tener bienestar, desarrollarse para tener más recursos y poder satisfacer sus necesidades. Si se maneja masivamente, eso conduce al desarrollo, pero para ello necesitamos inversión. Mi llamado sería para que esas personas que tienen una agenda distinta modifiquen su manera de pensar, actúen de manera objetiva en torno al desarrollo de sus pueblos y no los sometan eternamente a la pobreza.
La inversión privada es sumamente importante pues representa más del 80%.
El motor del desarrollo es la inversión privada. Obviamente hay que balancear inversión privada con el cumplimiento estricto de los cánones y estándares medioambientales y sociales, tampoco una inversión privada que arrase. Si es así, bienvenida, el Perú crece y su gente también crecerá.