Paulo Comitre, gerente general de La Fiduciaria: “Este año habrá récord de fideicomisos en el Perú”

Por Guisella Vargas Ochoa

Pablo ComitreSon diez las empresas que hoy compiten en el mercado peruano de fideicomisos y La Fiduciaria tiene más del 50% de participación manejando operaciones que suman US$17 mil millones en activos. Al cierre del 2012 el sector creció 7.7% y se espera que este año dé un salto de 15% como consecuencia de la reducción de las comisiones bancarias. En ese sentido, el gerente general de La Fiduciaria, Paulo Comitre prevé que habrá un récord de operaciones este año, lo que estará impulsado principalmente por las empresas inmobiliarias, constructoras, agroindustriales y de energía.


Del 2011 al 2012, ¿Cuál fue el crecimiento de La Fiduciaria en términos de facturación?


El mercado privado creció aproximadamente 7.7%. Los montos de facturación del mercado no son públicos pero se puede saber el número de operaciones que se han concretado. Nosotros crecimos 11%, facturando S/.13.2 millones. Incrementamos de 75 a 80 el número de operaciones anuales captadas. En el año 2011, el sector registró 138 contratos, de los cuales 75 correspondieron a La Fiduciaria. En 2012 hubo 167 y La Fiduciaria se atribuyó 80.  A mayo del 2013 hay 73 operaciones y 33 de ellos están a nuestro cargo.


A la fecha, ¿cuántas operaciones de fideicomiso son manejadas La Fiduciaria y cuál es el monto administrado?


Actualmente La Fiduciaria administra US$17 mil millones en activos que corresponden a 346 operaciones. Pero somos la única empresa que ha firmado más de 600 operaciones en fideicomiso. Ya varias se han cerrado y activas son 346.  Recientemente firmamos el número 600 con la Empresa de Generación Eléctrica de Junín.  Tenemos más del 50% de participación del mercado.


¿Entonces el mercado administra más de US$35 mil millones?


No necesariamente porque las empresas no publican el monto facturado sino únicamente el número de operaciones que logran. La ley no las obliga a publicar. Tenemos más del 50% en número de operaciones.


De los US$17 mil millones que maneja La Fiduciaria, ¿cuáles son los sectores productivos que adquieren el mayor número de fideicomisos?


El sector Inmobiliario con 19%. Luego le siguen Construcción con 11%, Agroindustria con 10%, Energía con 10%. También figuran los sectores Infraestructura 8%, Retail 6%, Minería 5%, Financiero 5% y Transportes 4%. 


Considerando la dinámica de los sectores construcción y energético, ¿cuál es la proyección para el cierre de este año?


El crecimiento en facturación estará por encima del 15% y el número de operaciones en 25%. Este año deberíamos superar las 200 operaciones. Este año habrá récord de fideicomisos en el Perú de todas maneras.


¿A qué se deberá este récord?


Porque hay una mayor difusión de los beneficios de esta herramienta, razón por la cual hay mayor demanda por parte de los bancos y de los deudores. Los precios se han reducido de manera significativa a pesar de que el fideicomiso es un costo adicional al crédito. El precio promedio del 2013 es 10% menor al del año 2012 al haberse dado una reducción en las comisiones bancarias. Antes los fideicomisos eran para créditos de a partir de un millón de dólares. Pero ahora por la reducción en la tasa puede aplicarse para préstamos desde US$600 mil.  La reducción en la tasa por tener un fideicomiso hace que el cliente ahorre. 


¿De qué manera se benefician las empresas al tener un fideicomiso?


Los fideicomisos generan patrimonios autónomos que son inembargables y no son masa concursal, se deben a una finalidad. De ese modo si una empresa hace un proyecto y este no resulta bien nadie podría embargarlo. Por ejemplo si una empresa constructora hace una obra y lamentablemente una de sus grúas afecta el pavimento, la municipalidad le puede aplicar una multa pero sin afectar los recursos con los cuales es financiado ese proyecto y tampoco al terreno. De otra parte se beneficia al que compra un departamento en un edificio en construcción con fideicomiso, ya que tendrá la seguridad de que la constructora no usará el dinero en otro proyecto.


Si es tan beneficioso para las empresas ¿por qué hay pocos fideicomisos firmados?


Porque es una herramienta que tiene pocos años en el mercado, unos diez a doce años. Otro motivo es que es muy costosa porque es administrada por una empresa que está fiscalizada por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS). Además la SBS cobra por supervisar este negocio. Igualmente se requiere cumplir con una serie de obligaciones, como que el fideicomiso sea auditado. En cambio para una hipoteca se requiere solo una inscripción en registros públicos.


¿Cuánto es lo que puede ahorrar un proyecto con fideicomiso?


Por ejemplo cuando una empresa quiere hacer una obra va al banco y le pide US$100 millones. El banco accede siempre que tome una hipoteca con una tasa de 10% por lo tanto serán US$10 millones anuales de costo financiero para ese edificio. Pero si el constructor plantea tener un fideicomiso el banco aceptaría porque tendría un mayor control de los flujos sobre un proyecto que sería inembargable. En ese caso la tasa de interés puede bajar a 7%. Entonces el costo anual baja a US$7 millones. Y como el fideicomiso podría costar unos US$100 mil, al final se genera un ahorro de US$2´900,000.


¿Los bancos podrían ser más dinámicos en la difusión de esta herramienta?


Si un banco le dice al cliente que está de acuerdo en reducir su tasa porque el proyecto tendrá fideicomiso, entonces el banco dejará de ganar. Entonces no le conviene promover esta herramienta. Hay muchos clientes a los cuales no les propone la herramienta. En el Perú el 99% de los fideicomisos son de garantía de crédito.


¿Y qué otros tipos de fideicomiso pueden haber?


En la Ley de Bancos del Perú se establece que hay cinco tipos de fideicomiso, el filantrópico, cultural, testamentario, vitalicio y el de garantía. Pero en la práctica no se usan. Y hay otros que no encajan en estos conceptos y se dan igual como fideicomisos pero sin tipificarse.


Considerando la crisis internacional actual ¿es recomendable que todas las empresas obtengan fideicomisos para sus proyectos más importantes?


Es una herramienta que disminuye riesgos, pero su uso no debe darse en la partida de una negociación con el sistema financiero. Porque si uno va al banco y descubre su carta desde el inicio probablemente el banco le fije una tasa de interés igual a la que le aplicaría con una hipoteca. Recomiendo que primero soliciten una propuesta que no incluya fideicomiso para que puedan comparar las tasas. En el caso de las empresas que participan en licitaciones públicas lo recomendable es que tengan fideicomisos en lugar de carta fianzas.


¿Qué tanto se utilizan operaciones de fideicomiso para proyectos que se realizan fuera de Lima?


En provincias es donde se ha dado el mayor desarrollo del sector fiduciario. Todos los proyectos retail están en fideicomiso y por eso ese sector tiene 6% de participación. El crecimiento es exponencial. Estamos principalmente en Chiclayo, Piura, Trujillo, Arequipa, Cusco porque se ha incrementado el número de proyectos de viviendas, oficinas, agroindustrias y de energía.


¿Qué sectores impulsarán el crecimiento este año?


El sector infraestructura principalmente porque habrá un shock de inversión pública y esto aumentará la demanda por fideicomisos en el segundo semestre del año. Igualmente, se incrementará porque Proinversión realizará varias licitaciones importantes.


¿Qué participación tiene la gran empresa en la demanda de fideicomisos?


La gran empresa tiene 80% de participación en la demanda de fideicomisos. La pequeña no tiene participación y la mediana ya está empezando a tenerla. Lo recomendable es solicitar un fideicomiso para inversiones desde US$600 mil, menos no.


¿Qué ajustes faltan hacer a la normativa de los fideicomisos?


Creo que es necesario hacer un ajuste en lo referente al fideicomiso testamentario, el cual no está desarrollado en el Perú. La ventaja de esto es que una persona puede encargar a un tercero –que está regulado por la superintendencia-- la administración de sus bienes después de muerta. Hay personas que quisieran dejar herencias condicionadas pero el Código Civil no lo permite. De ese modo, no se puede dejar una herencia que diga que un hijo podrá recibir el dinero recién cuando se gradúe de la universidad. Eso sí se puede en Estados Unidos pero en el Perú no. Aquí cuando se muere el padre automáticamente el hijo recibe la herencia. Y es por eso que no hay fideicomisos testamentarios. Y debería haberlo porque hay peruanos millonarios que están obteniendo estos contratos en el extranjero. De hecho asumen costos mayores cuando es fuera del país.


¿Qué tal la actividad del Estado frente a los fideicomisos?


Recuerdo que cuando ocurrió el terremoto del 2008 en Ica, nosotros le ofrecimos un fideicomiso gratuito al Estado para manejar las donaciones privadas pero nos dijeron que no porque habían encontrado una solución maravillosa llamada Forsur y ya vemos los resultados.


¿Si hubieran tenido el fideicomiso qué hubiera pasado?


Lo que pasó en el terremoto de 1985 en México. La reconstrucción de la ciudad fue muy rápida. Mientras el Estado tiene que hacer procesos largos para hacer una obra, con el fideicomiso en manos privadas las obras ya estarían hechas. Si a un funcionario público que gana poco le dan para administrar un fondo de US$200 millones puede caer en tentaciones y si eso pasa lo sancionan con la destitución y nada más. En cambio si lo maneja un fiduciario que está regulado por la superintendencia, que está auditado y cuyos ejecutivos ganan buenos sueldos todo va bien y el dinero está en buenas manos. En el caso del terremoto del 2008 el dinero era de privados porque eran donaciones, por lo tanto el fondo debió ser administrado de manera privada.


¿Lo recomendable sería que los gobiernos regionales y municipales obtengan fideicomisos para recibir aportes en casos de desastres naturales?


Así es, lo único que se necesitaría de los gobiernos regionales es que otorguen los permisos de construcción respectivos. El que construye sería un privado. También se pueden hacer obras por impuestos con fideicomiso cuando se trata de obras muy grandes o cuando participan varios privados.


¿Las ONG también pueden desarrollar así sus proyectos?


Sí, precisamente nosotros nos encargamos de administrar el fideicomiso de la Teletón. Es una herramienta que da confianza a los donantes de que el dinero que dan no se va a desviar y que será exclusivamente para las obras que se definieron desde el inicio.


Hay constructoras que ofrecen entregar los inmuebles en determinada fecha y al final no lo hacen porque desviaron el dinero a otros proyectos...¿Puede establecerse una norma para evitar que esto ocurra?


Lo impuesto no necesariamente es bueno, el mercado se debe regular solo, hay ocasiones en que un fideicomiso es pertinente y en otras no. Si el constructor hizo mal las cosas el fiduciario podría resolverlo pero con un retraso porque no es automático. El comprador debe preocuparse de que la obra esté en fideicomiso para tener mayor garantía. Hemos firmado 30 mil contratos de compra-venta de proyectos en fideicomiso y ningún comprador ha preguntado por qué firmaron con La Fiduciaria y no con la constructora. Antes de firmar, el comprador debe estar bien informado.