Francisco Schettini, gerente general de Grupo Schettini: “Abriremos el concesionario más grande de Fuso Mitsubishi y facturaremos US$ 21 millones en el primer año”

Por Guisella Vargas Ochoa

Debido al crecimiento exponencial de la demanda de vehículos en el Perú, el Grupo Julián de España eligió al nacional y sexagenario Grupo Schettini como aliado estratégico para desarrollar un nuevo negocio automotor en el país bajo la razón social Schettini-Tecnimóvil.  Su principal objetivo es abrir antes de fin de año un local de 8,000 metros cuadrados en la zona de Villa, Chorrillos para posicionarse como el más grande concesionario de la marca Fuso Mitsubishi en el país. En ello invertirán US$ 3 millones y cada socio aportará el 50%.

El proyecto ya lleva ocho meses de avance. Como antesala, esta semana abrieron otro local de menor extensión en Surco, el cual demandó una inversión de US$ 180 mil. Con ambos locales, la meta del primer año de Schettini-Tecnimóvil es alcanzar los US$ 21 millones de facturación. De esta manera, el grupo peruano hará crecer sus ingresos en 50% al cierre del 2013, precisa su gerente general Francisco Schettini.   

¿Por qué razón han decidido realizar esta obra con el Grupo Julián de España?

Decidimos hacer este proyecto porque los corporativos tienen problemas para encontrar un concesionario con amplias instalaciones a donde enviar sus flotas en caso de requerir mantenimiento. El local tendrá una extensión de ocho mil metros cuadrados, de los cuales seis mil estarán dedicados solo a postventa. La sala de ventas abarcará un espacio de mil doscientos metros. Otros mil metros servirán para la recepción de vehículos y almacenes.  Atenderemos a particulares y a empresas.

¿Cuánto calculan facturar en el primer año?

Fuso y Mitsubishi son marcas de ticket promedio alto, de unos US$ 35 mil. Solo en el caso de Mitsubishi está entre US$ 28 mil y US$ 30mil. Planeamos vender 600 vehículos en el primer año.

Abriremos el concesionario más grande de Fuso-Mitsubishi y facturaremos US$ 21 millones en el primer año.

¿En qué basan esta proyección?

Lo que ocurre es que la marca Mitsubishi ha tenido un crecimiento importante en los últimos dos años pero la capacidad post-venta de los concesionarios es limitada y en muchos casos están saturados o han colapsado porque no tienen cómo atender a más clientes. Entonces, muchos clientes, principalmente empresas, tienen que recurrir a otros talleres para darles el mantenimiento. Por eso, vamos a dar un servicio muy personalizado, recogiendo los vehículos desde las oficinas de los clientes.

¿Por qué han elegido Chorrillos como punto de venta y atención? ¿Cuál es el público objetivo?

La ventaja de la ubicación del local es que está en una ruta importante, es de fácil acceso, muy cerca a la Panamericana y de cara a la avenida Huaylas. Vamos a atender a familias y ejecutivos del sector A, pero también a empresas que operan por la zona sur; además esperamos atender a los conductores que estén por la ruta, sobre todo a los que están con dirección a la Vía Expresa.

Durante el primer semestre Mitsubishi ha crecido en facturación 10%, ¿cuánto más planea crecer para el cierre de este año?

Entre tres y cinco puntos más. Esperamos contribuir con ese crecimiento y quizá le podremos dar una sorpresa. Por lo pronto ya vendimos tres unidades el día de la inauguración del local en Surco.

¿Como Grupo Schettini, cuántas marcas representan?

Cinco marcas: Fiat, Kia, MG, Fuso-Mitsubishi y Chery. Todas son marcas estrella de acuerdo al usuario. Tenemos vehículos desde US$ 6 mil hasta US$ 120 mil.

¿Como Schettini, cuánto han crecido al cierre del 2012  respecto al 2011?

Crecimos 70% y facturamos más de US$ 18 millones.

¿A qué se debe ese crecimiento de 70%?

Nuestra estrategia ha sido llenar los vacíos que deja la competencia. Hemos mejorado nuestra gestión de ventas, de post-venta. La gente confía en nosotros por la atención personalizada, la confianza. Los competidores no hacen buen seguimiento a los clientes, no cumplen los tiempos que ellos requieren.

¿Y este año cuánto proyectan facturar?

Esperamos poder cerrar 2013 con una facturación por encima de los US$ 25 millones como Grupo Schettini, considerando los ingresos adicionales que generará la nueva subsidiaria Schettini Tecnimóvil. Con ella, proyectamos crecer aproximadamente en 50%. Y al cierre del 2014, solo como Schettini Tecnimóvil facturaremos los US$ 21 millones proyectados.

¿El Grupo Julián de España ha obtenido participación en el capital social de Schettini?

No. Por el momento hemos hecho una fusión de marcas. Tenemos proyectos a futuro que aún no están definidos. A corto plazo vamos a realizar algunas fusiones con otras marcas. El Grupo Julián tiene premios en España por su eficiencia, tienen 48 años en el mercado español y es la segunda de Europa. Por eso esperamos dar un súper servicio en el Perú.

Dado el gran tamaño del Grupo Julián ¿Schettini podría ser absorbida en el algún momento por su aliado español?

Lo dudo porque en esta fusión nos necesitamos mutuamente. Nosotros somos distribuidores de SKBergé que es el primer importador de vehículos en el Perú.

¿Su abuelo no lo habría permitido?

No de ninguna manera, creo que me jalaría los pies desde arriba (Sonríe). Un aporte extranjero es importante, pero nosotros conocemos el mercado. Tenemos sesenta años y un nombre ganado, lo cual es importante.

¿Cuál es la proyección de los precios ahora?

No hay mucha variación en los precios y el tipo de cambio afecta poco. Puede darse un incremento de mil dólares como máximo.

Las proyecciones de crecimiento económico para este año en el país han disminuido de 6 a 5 por ciento. ¿De qué manera este entorno podría afectar las ventas de vehículos?

Algo puede afectarnos, pero creo que será un impacto mínimo porque la gente necesita tener una movilidad y ahora comprarse un auto es fácil por las ventajas que brindan las entidades financieras. Actualmente hay liquidez, más del 60% de las compras de vehículos se hacen al contado, principalmente de los autos pequeños, pero los grandes generalmente son adquiridos al crédito.

Hay quienes opinan que es mejor reducir el parque automotor por la falta de vías de acceso y de estacionamientos, principalmente en Lima ¿Qué opina al respecto?

El país tiene que seguir creciendo con proyectos de autopistas y estacionamientos. Para mejorar el parque automotor se requieren autos nuevos y retirar los usados. Todavía no hay conciencia verde y por ello hay pocos pedidos de autos ecológicos. Un auto no debería tener más de diez años de antigüedad. Si por cuestiones económicas no puede ser renovado, los usuarios deberían invertir en un buen y frecuente mantenimiento. Hay que recordar que todo auto se deprecia entre 15 y 20 por ciento en el primer año y después un promedio de 10% dependiendo del estado de conservación del vehículo y de la demanda.