Fietta Jarque, de Kiputeca.com: “Hemos querido fundir la experiencia de una librería tradicional con las ventajas de la tecnología”

Por Tomás d'Ornellas/Foto:Pedro Jarque Krebs

Fietta JarqueLa periodista y escritora Fietta Jarque dejó el Perú hace muchos años para radicar en España, donde hizo una exitosa carrera como periodista cultural en el diario El País, diario en el que fue redactora encargada de las páginas de Arte en el suplemento Babelia. Hoy ha decidido emprender un nuevo proyecto: Kiputeca, la primera librería digital especializada en libros de escritores peruanos. “La nuestra es una start up con un modelo original de abordar el comercio electrónico. En pocas palabras, nuestra librería no es un simple catálogo de productos, tiene un librero que atiende a los lectores y recomienda libros. También tenemos una especialidad: libro peruano. Nuestra librería tiene una página dedicada a los libros peruanos y aspira a convertirse en el lugar donde se concentren todos los ebooks de autores peruanos o sobre el país”, dice.

¿Cómo surge la idea de crear Kiputeca.com?

Pienso que en este momento en el Perú hay una generación de jóvenes que quieren labrarse un futuro ante las perspectivas más positivas de la economía y que, en muchos casos, eso tendrá que pasar por una mejor educación. Solo así pueden abrirse paso en una época muy competitiva. No hay más que ver el enorme aumento de universidades en los últimos años. Los libros son la herramienta básica para la educación e internet la mejor vía de comunicación para hacerlos llegar a cualquier lugar del Perú donde haya conexión. Lugares donde no ha habido nunca librerías y posiblemente no las habrá jamás.

¿Con cuántos títulos y autores van a empezar? ¿Qué porcentaje del total serán libros peruanos?

Hemos empezado con más de 20,000 títulos en castellano de las mejores editoriales españolas. Hemos contratado la distribuidora creada por los grupos Planeta, Penguin Random House y Santillana con todos sus sellos y muchos otros más, tan emblemáticos como Anagrama o Tusquets. Es la mayor distribuidora de libros en castellano del mundo. De ellos unos 200 son ebooks peruanos publicados por estas editoriales. Todavía no hemos subido ebooks hechos en el Perú. Eso sucederá en los próximos meses a medida que se vayan haciendo.

¿En qué modelo de negocio similar se basaron para crear Kiputeca?

En realidad, es un modelo original, que yo sepa. Lo es porque no se trata de un gran catálogo de productos, como suelen ser muchas de estas plataformas. Nosotros nos hemos querido especializar en el ebook peruano y además tenemos en la página de inicio un blog con recomendaciones de un librero (en este caso el escritor Sergio Galarza). Es decir, hemos querido fundir la experiencia de una librería tradicional con las ventajas de la tecnología, eligiendo un tema a desarrollar. Queremos convertirnos con el tiempo en el lugar de referencia mundial para todos los libros peruanos o que tengan que ver con la cultura de nuestro país.

¿Cómo se compararía con un Amazon, y qué ventajas y desventajas tienen frente a un gigante así?

Como decía en la anterior respuesta, nos enfrentamos al gigante tecnológico con la experiencia de quienes conocemos el libro y la literatura desde dentro. No usamos motores de búsqueda para las recomendaciones sino que las hacen personas que leen y saben valorar un libro. Queremos un trato cercano con los lectores aunque la respuesta a sus consultas no sea inmediata. Creo que la gente valorará esa experiencia y credibilidad. ¿Desventajas? Las que puede dar la inversión de enormes capitales frente a una empresa que empieza pequeña, casi familiar.

¿Cuál ha sido la inversión que han tenido que realizar para este proyecto?

Hasta ahora se han invertido cerca de 30.000 euros.

¿Han buscado financiamiento externo, o ha sido aporte de los socios?

En realidad todo ha sido aportado por mí. Estamos buscando una financiación para respaldar el desarrollo de los primeros dos años. Pienso que para entonces el libro electrónico estará bastante implantado en la sociedad. Hemos querido posicionarnos en la vanguardia, aunque cueste abrir camino.

¿Piensan también publicar libros electrónicos, como hace Amazon?¿Van a cobrar un porcentaje al autor?

Un momento, Amazon no publica libros. Tiene un programa para facilitar la autopublicación, que no es lo mismo. Nosotros somos también una editorial, PLibros S. A. C., que es la empresa que engloba a Kiputeca. Tenemos un programa de publicaciones muy escogidas que pretenden dignificar la edición digital. Esto quiere decir, hacer ebooks con el oficio de un buen editor, con buen diseño, corrección de textos y títulos bien escogidos. Además también damos servicios de elaboración de ebooks a terceros (editoriales privadas y públicas, autores) para facilitar que aumenten rápidamente los títulos peruanos en ebook. Ahí si entra la autopublicación pero no con nuestro sello editorial.

El porcentaje que se paga por derechos de autor suele ser mayor que el de papel, que es el 10%. Nosotros como editores damos entre el 25% y 30%, que es lo que se está imponiendo internacionalmente. La librería cobra al editor o el autor autopublicado un 30% del precio de venta.

¿Cómo ven el mercado de libros en el Perú?

El libro digital tiene que ser suficientemente barato y bueno para que el cliente prefiera comprarlo de inmediato en lugar de buscar durante un buen rato alguna versión pirateada. Las webs de libros piratas son bastante inseguras, pueden usar tus datos. No creo que valga la pena en general, aunque hay gente que lo hace. El libro está exonerado de impuestos en el Perú y eso es una enorme ventaja. El mismo libro digital se vende en el Perú un 21% más barato que en España.  

¿Las librerías son un rival o un aliado en este negocio?

Pienso que el libro de papel y el digital pueden convivir, sobre todo en un país con tan pocas librerías fuera de Lima. Hay muchas regiones donde llega o llegará pronto internet pero que no tienen una librería en cientos de kilómetros a la redonda. Lo importante es que la gente lea. Cuanto más libros se compren, en el formato que sea, mejor para todos. Principalmente para el futuro del Perú.