Entrevista a Roberto Falcone Montalva, Gerente General de Agroindustrias AIB

Por Katty Carrera

Roberto Falcone MontalvaRecientemente la Asociación de Exportadores (ADEX) entregó el “Premio ADEX 2012 a la Excelencia Exportadora”, a la empresa Agroindustrias AIB S.A. en mérito a su esfuerzo y capacidad innovadora que le ha permitido incrementar sus exportaciones y diversificar sus productos y mercados. Con más de 25 años de presencia en el sector exportador hortofrutícola, AIB ha logrado colocar sus productos en más de 16 mercados en cuatro continentes, y el año pasado logró facturar US$ 50 millones, cifra que espera mantener este 2012.

Hoy en día, salir a competir en las ligas mundiales, y enfrentar a empresas de otros países que tienen a su favor, condiciones competitivas muchas más agresivas que el Perú, es todo un reto, más aún en este tiempo de crisis externa.  Precisamente, para contrarrestar esos factores de riesgo y cumplir con la meta de los US$ 49 mil millones en exportaciones para este año, el Estado ha decidido triplicar la línea de crédito a las pequeñas y medianas empresas exportadoras, como parte de un paquete fiscal más amplio que consolide nuestra oferta exportable en los mercados internacionales.

Para conocer sobre el desempeño y los planes de crecimiento de Agroindustrias AIB para este año, Biznews.pe conversó con Roberto Falcone Montalva, gerente general de la compañia.

¿Cómo toman este reciente premio otorgado por Adex a la excelencia exportadora?

Lo tomamos como una obligación de seguir siendo los mejores, más aún ahora tenemos que seguir apostando por el Perú y seguir haciendo las cosas de una manera excelentes desde el comienzo y tener productos de calidad para  poder seguir compitiendo en los mercados mundiales . Las empresas peruanas tenemos una oferta exportable con la que salimos a competir con países como Egipto, China, Marruecos, Turquía,  entre otros.

Teniendo en cuenta que el mercado en el exterior nuestro principal comprador, la Unión Europea se ha contraído por la crisis, y lo mismo debe pasar con Estados Unidos ¿Cómo lograron vencer esa valla?

Bueno, en realidad ahora que se habla mucho del tema exportador, que es el sector que está empujando el crecimiento del país, tenemos claro que tenemos que vender productos que no sean primarios, sino con alto valor agregado, y eso es lo que viene haciendo AIB desde hace más de 25 años.

Todos los productos que exportamos tienen un valor agregado  y eso hace que,  si bien la crisis nos afecta, nos permita competir.  Además, nos diferencia el tener un producto de excelente calidad y  reconocido por más de 25 años, y que es uno de los puntos que buscan nuestros clientes, a pesar de la crisis.

¿Cuáles son sus principales mercados? ¿Tienen planeado abrir nuevos mercados? ¿Introducir nuevas líneas de productos?

Actualmente nuestros principales mercados están en Estados Unidos y la Unión Europea, entre ambos representan el 70% de nuestra oferta exportable. Pero, también tenemos otros mercados como Japón, Australia, Sudáfrica y en Sudamérica destaca Chile, lo que nos permite tener una diversificación de mercado que podemos solventar el embate de la crisis. La otra ventaja que tenemos es que contamos con seis líneas actuales de producción que son los productos frescos, congelados, conservas, jugos, aceites y deshidratados. Además estamos en las regiones de Piura, Chiclayo, Ica y Chincha, nos permite tener una oferta muy diversificada y poder responder muy bien a la crisis.

En lo que respecta a nuevos productos, este año empezamos a exportar palta fresca y mandarina fresca, y vamos a exportar a fin de año a Cuba desde Piura.  Los mercados nuevos que vamos a desarrollar  con esos productos, sobre todo con la uva, van a ser China y Rusia, a los que aún no habíamos llegado. Con la mandarina vamos a llegar a Estados Unidos y con la palta a la Unión Europea.

¿En Unión Europea, qué países cubren?

Entre los principales países tenemos a Holanda, España, Inglaterra , Alemania, Francia, Dinamarca, entre otros.

¿De la producción actual, cuál es el porcentaje con el que cubren el mercado externo y el interno?

AIB solo destina su producción a la exportación, tenemos muy poca venta local, son solo algunos productos, menos del 0.5% de nuestra producción. Definitivamente, no descartamos nuestro interés en entrar  al mercado local ya que tiene una fuerza grande,  el Perú  está desarrollando mucho.  Pero, por ahora estamos enfocados en nuestras exportaciones.

¿Qué fue lo que determinó que AIB decidiera ingresar a esos nuevos mercados? ¿Qué determinó su elección?

Son países emergentes, Brasil, Rusia, India y China. De estos, Rusia y China son a los que estamos ingresando.  Son mercados con mucha población, con gran poder adquisitivo. Son las nuevas economías del mundo que están impulsando su crecimiento, y por eso es interesante incursionar en ellos. La demanda que tienen esos mercados por productos de mayor calidad  es cada vez mayor, y aquí en el Perú los producimos.

¿En lo que va del año cuál ha sido el desempeño de la empresa?  ¿Crecieron con respecto al año pasado? ¿Cuáles son sus perspectivas a finales del 2012?

Si bien es cierto, el año pasado crecimos bastante en el orden de más de 30%, este año la crisis está afectando bastante los mercados, por lo que estimamos tener un crecimiento de 3% a 4% este año. Esto en razón de que al prever la crisis hemos decidido extender menos áreas de cultivo, como por ejemplo los que van destinados a España, ya que es un mercado importante para los productos que tenemos y que ha sido uno de los más afectados por esta situación.

Expectativas de crecimiento como la que teníamos el año pasado no las tenemos, somos conscientes que nuestros mercados están siendo muy afectados.

¿Con cuánto cerraron el año pasado en cifras?

Cerramos con US$50 millones y este año esperamos obtener esa misma cifra.

 

A inicios del 2012, Agroindustrias AIB absorbió la empresa Intragrícola, ¿Cuál ha sido el resultado de esa fusión? ¿Lograron sus objetivos de mantener una menor dependencia de terceros para abastecer su planta de espárragos?

La fusión por absorción se realizó en octubre del año pasado. Y en definitiva, en lo que respecta a espárragos ahora dependemos entre un 10% a un 15% de terceros. Toda nuestra materia prima es propia, y eso hace que, al ser un producto que se está volviendo muy escaso, no tengamos el riesgo de quedar desabastecidos.

En realidad, como ya teníamos la compañía, la fusión lo que ha hecho es integrar  los lotes de tierra que teníamos a los lotes actuales que contaba la compañía. Hace ya un año Intragrícola pertenecía a AIB, por lo tanto solo ha sido una procedimiento contable de poner las cosas. La compra fue lo importante, operación que realizamos hace dos años, después se mantuvo la empresa como una razón social independiente y después se fusionó.

La empresa cuenta con dos plantas de procesamiento y envasado de frescos y conservas congelados, ¿tiene planeadas nuevas adquisiciones?

El año pasado hemos comprado alrededor de 1,500 hectáreas en Jayanca, Chiclayo, y hemos adquirido tierras también el Olmos, y también nos asociamos con una empresa en Piura para sembrar uvas. Lo que estamos haciendo ahora es el desarrollo de esos lotes, principalmente de ese fruto, y que este año terminaremos con 140 hectáreas sembradas de uvas. 

¿Tienen planeado tal vez invertir en la región, incursionar en otros países?

No, yo considero que hay mucho potencial en el país, que tenemos mucho por desarrollar. Recién se está desarrollando la costa, la sierra y la selva son posibilidades latentes en un futuro. No tenemos nada previsto aún. Pero creo que en unos tres o cuatro años va a haber una explosión como la que tiene la costa, sobre todo por las vía de comunicación que se están desarrollando. Las dos carreteras transoceánicas van a permitir poder desarrollar regiones que ahora no cuentan con una vía de acceso para poder sacar los productos.

¿Cuánto han invertido a la fecha? ¿Cuáles son sus planes para los próximos años?

El año pasado hemos invertido unos US$5 millones y este año vamos a destinar alrededor de US$7 millones en el desarrollo de nuevas tierras y obviamente el crecimiento de las plantas. Vamos a seguir invirtiendo en los siguientes años, pero queremos ver cómo se desenvuelve la crisis y dependiendo de eso destinaremos un mayor o menor desembolso.

¿Cuál es su opinión sobre las recientes medidas que adoptará el Gobierno en favor del sector exportador que se suman a la Ley de Aduanas, la extensión de las garantías de créditos y la devolución del IGV para los envíos ex works? Algunos piensan que es negativa porque atenta contra la ley misma.

Considero que toda medida que promocione y proteja la exportación es buena. Definitivamente hay operaciones ex works que estaban con el IGV y lo que hacía era que los clientes que nos venían a comprar no quisieran acceder a eso, porque obviamente le salía un porcentaje más caro.  Es una buena alternativa, pero lo mejor va a ser que se viabilicen todos esos cambios en la Ley de Aduanas y la devolución más rápida del drawback, la devolución misma del IGV, poder tecnificar todo esto para hacerlo vía web y evitar hacerlo físicamente, y que son trámites muy largos y que dedican mucho tiempo y personal para hacer este tipo de operaciones, que yo creo que se pueden facilitar si se hacen de manera  virtual.

En términos generales son cambios positivos, quizás deberían darse otros. Por nuestra parte, estamos cubiertos por ahora con los productos y la administración que tenemos en la compañía.

¿Ustedes han sentido que esto les ha dificultado el ingreso a nuevos mercados o expandir su negocio?

No, en nuestro caso como ya tenemos tantos años exportando para nosotros una venta ex works no la realizamos, porque esas están enfocadas más a las pequeñas y medianas empresas que quieren exportar y no tienen una oferta tan importante que tendría que venir una empresa de afuera, comprar a varios para poder enviar uno o dos contenedores.

El tema de la devolución más rápida del drawback y el IGV es importante, porque te permite tener un flujo de caja a tiempo. Pero, para nosotros no es una medida que nos afecte o nos beneficie en gran proporción.

¿Cuáles son las expectativas de la próxima Expoalimentaria a desarrollarse en setiembre próximo?

La Expoalimentaria  Perú 2012 es una feria muy importante para la región. Estamos acostumbrados a asistir a la Feria de Sial en París, la Feria de Fruit Logistica en Alemania, entre otras, y en verdad estamos caminando muy bien con esta feria que nos coloca como un jugador importante en lo que a organización de éstas se refiere. Esto, obviamente le permitirá a las pequeñas y medianas empresas que no tienen tanto la posibilidad de salir y mostrar sus productos. Esa es la verdadera descentralización que tendrá una vez más el sector de exportaciones en el país, porque los pequeños agricultores de diferentes zonas van a poder tener una vitrina hacia el mundo. Cada día vienen más clientes, hay más expectativas en el país y qué mejor que esta feria. Quizás a nosotros no nos ha representado tanta diferencia en nuestras exportaciones, pero sí como oferta de exportación que representa al Perú, y es una plataforma importante que ayudará al crecimiento del país.