Entrevista a Carlos Canales, presidente de CANATUR

Por Alberto Botton

dcfs“El DS 161- 2012 va implicar al menos 5,000 despidos en el sector turismo”.
Las facultades legislativas delegadas al Ejecutivo ya cobraron su primera víctima: el turismo. En estos últimos días, la polémica se desató por la aprobación del Decreto Supremo 161- 2012 que aplica una incomprensible retención del IGV de 18% a los paquetes turísticos y crea un registro ilegal de buenos contribuyentes.

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Carlos Canales, lanzó la advertencia. Lejos de motivar un desarrollo en el sector, este dispositivo legal incrementará el precio de los paquetes en 18% y, en el caso más grave, motivaría que el ingreso de turistas a nuestro país se vaya 15% en picada. La contramedida será entregada al Congreso el próximo lunes y la posibilidad de que se resuelva a favor de la industria turística más que un anhelo es un derecho.

¿Qué tan perjudicial resultaría para el turismo nacional la legalización del Decreto Supremo 161-2012 emitido por el Ministerio de Economía?

La situación sería gravísima. Estamos en una etapa sumamente crítica porque con el decreto legislativo 1125, que deja sin efecto la vigente ley 29965, y adicionalmente la aprobación hace unos días del Decreto Supremo 161-2012, que regula al primer dispositivo mencionado, el turismo receptivo y/o los paquete turísticos se consideran como exportación de servicios.

¿Y cómo se implementaría la norma en el sector?

Con la reglamentación del decreto  161 se establece una serie de requisitos para ser exportador de servicios turísticos, como por ejemplo, pertenecer a un registro de prestadores de servicios para este rubro.

Lo que dice es que dentro de 45 días recién se implementará la norma, pero además de eso te piden que una vez que estés escrito en el registro, recién podrás inscribirte en el registro de buen contribuyente, para que cumplas cinco o seis requisitos administrativos. En el caso del buen contribuyente se hace solamente en noviembre y mayo de cada año.

Si implemento el registro de exportador de servicios muchas empresas del sector no van a llegar a noviembre próximo por lo que va a tener que hacerlo en mayo del siguiente año.

Eso traería como consecuencia un sobrecosto en el sector

Exactamente.  Sería un 18% más caro y nosotros hoy en día que somos eficientes vendiendo paquetes turísticos adecuados y con márgenes que nos hacen competitivos tendríamos una pérdida de turistas del 15% para el 2013, y posiblemente ahora existe una pérdida de acá a fin de año de 5 a 7%. Los turistas van a preferir irse a otros destinos que sean 18% más baratos, pese a que actualmente el Perú no es considerado un destino caro.

¿Y cómo manejarán los paquetes turísticos que se han adquirido previamente a la norma?

Si nosotros ejecutamos el paquete turístico eso significa que no hemos cobrado el IGV, en consecuencia, hay que pagarlo pese a que no lo hemos costeado porque no era existente el año pasado. Es decir, tendríamos que asumirlo, si es que nuestras utilidades nos lo permiten, fuera de que nuestro margen no sea 18%.

Algunos no van a poder asumir ese IGV y vamos a tener que decirles a las empresas: lo siento, esta es la ley y por lo tanto suban el 18% a los pasajeros antes de que lleguen al Perú.

Si el turista de por sí ya está pagando entre 3 a 4 mil dólares por el paquete turístico, ¿cómo vamos a agregarle 800 dólares más? Simplemente nos dirán: no voy al Perú.

En ese caso, las autoridades pertinentes no pueden tomar a la ligera esta medida que afectaría seriamente al turismo

Exactamente, por eso estamos preocupados. Primero porque el proceso en el turismo receptivo tiene todo un ciclo de comercialización. Hoy estamos operando los servicios que hemos vendido el año pasado o los que se han vendido en marzo. Por ello, para venir al Perú ya nos han pedido hace 8 a 10 meses atrás el paquete turístico.

Respecto a la participación de capital humano que labora para este rubro, ¿cómo y cuánto se vería afectado?

Hemos calculado que la única forma de comenzar a reducir costos para tratar de ser eficientes en la estructura de precios implicaría a lo menos cinco mil despidos, que van a tener que hacerse en el sector de turismo receptivo.

Lo peor es que posiblemente cierren las empresas más pequeñas. Los grandes todavía pueden tener algún respaldo, pero las pequeñas no van a poder asumir ese 18% de IGV, no van a poder vender y eso generará el retiro de unos quinientas micros y pequeñas empresas que brindan este servicio de turismo.

¿Por qué cree que el Ejecutivo decidió adoptar esta medida?

Yo creo que trataron de enfocarse en el tema de la informalidad en el sector turismo. Pero consideramos que no era ni la forma ni el medio para poder evitar la informalidad porque lo que va a suceder es que esta norma va a afectar directamente a todos los que pagamos impuestos y los que tenemos a nuestro personal en planilla.

El decreto no generará un sobrecosto y nos apartará de la ley. Podría darse la posibilidad de que algunas empresas nuestras se domicilien en Chile, Bolivia, Ecuador o EEUU y comiencen a operar desde el extranjero porque va a resultar mucho más eficiente. Obviamente, no vamos a pagar impuesto a la renta y no generamos empleos locales. Eso es lo que no deseamos.

¿Cuáles son las medidas a corto plazo que realizará Canatur ante estos dispositivos legales?

El lunes estamos asistiendo al Congreso de la República para entregar el proyecto de ley para la derogatoria del Decreto Legislativo 1125 y del Decreto Supremo 161 y así quedarnos en  la 29965, que consideramos fue trabajada en conjunto y coordinación con el Estado, el MEF y en mesas de trabajo. Justo con este último dispositivo nos juntaron y salió una cosa totalmente distinta. En cambio, con estas nuevas normas nos hemos quedado sorprendidos.

En caso de que el Estado no avale su reclamo, ¿tienen alguna una carta bajo la manga?

Nosotros esperaremos una semanas, si no funciona nos vamos a acciones de amparo porque cada día que pasa nosotros lamentablemente perdemos dinero.

Estamos en setiembre, mes que conmemora el Día Mundial del Turismo, y esperamos que el presidente Ollanta Humala nos dé un buen regalo, que es la derogatoria de esa ley.

Nuestro deseo es que esta iniciativa salga del propio Estado para sentarnos a trabajar una norma adecuada que refleje lo que señaló el mandatario: que el turismo se convierta en la primera o segunda actividad económica del país.

De otro lado, en relación a Marca Perú, que podría verse afectada por los decretos, ¿cómo ve el manejo de la campaña nacional como internacional?

Yo creo que se le debe dar algunos ajustes a la Marca País. Cuando se nos mostró el spot nos pareció que no reflejaba el target del mercado al cual nos dirigimos e hicimos nuestras observaciones.

El Perú es un país moderno con infraestructura de primera, servicios adecuados, con productos de lujo y eso es lo que no se grafica.

El turista mochilero que utiliza servicios que no van con el mercado o utiliza un bus interprovincial, son elementos que queremos mostrar.

Promperú lanzó un video y una campaña especial denominada “Perú, imperio de tesoros escondidos”, muy acorde para el tema del turismo. Este ha corregido muchos detalles del spot anterior porque está dedicado al lujo, la naturaleza, a la arqueología, a la cultura peruana.

Considero que a la hora de hacer estas campañas no debemos pensar en el dinero que podamos obtener sino en la eficacia de lo que queremos transmitir.

Hablando de temas positivos en el sector, ¿cuáles son sus impresiones sobre la compra mayoritaria de acciones de la operadora Chile All Ways por parte de Condor Travel?

Es saludable que una empresa peruana esté expandiéndose. Condor Travel tiene operaciones directas en Brasil, Argentina, Bolivia y Ecuador. Con esta adquisición mayoritaria no solo ha buscado expandirse sino incrementar su cuota de mercado en un destino importante para nosotros que es el chileno.

Finalmente, ¿cómo ve la Conferencia SAHIC 2012 a realizarse este 10 y 11 de setiembre en nuestro país?

El evento es importante porque vamos a recibir a potenciales inversionistas. Además, se va a intercambiar los modelos de desarrollo del sector, básicamente hotelero, en toda la región. Eso nos da una serie de oportunidades para los empresarios peruanos que tengan proyectos y puedan mostrarlos. En cambio, para los que ya están dentro del mercado será un espacio para aprender nuevas tecnologías y herramientas que repotencien sus negocios. Es un evento positivo que hay que aprovechar.