Carlos Canales, presidente de la Cámara Nacional de Turismo: “Es indispensable la creación de un Ministerio de Turismo en el Perú”

Por Guisella Vargas

Carlos Canales Aunque Machu Picchu figura entre los principales atractivos del mundo, al Perú aún le falta superar un conjunto de debilidades estructurales para poder mejorar su oferta turística.  Por ello, el presidente de la Cámara Nacional de Turismo, Carlos Canales, considera fundamental que el gobierno asuma al desarrollo del sector como una política de Estado esencial para fomentar la inclusión social.  En tal sentido, recuerda la promesa del presidente Ollanta Humala y demanda que cumpla con la creación de un Ministerio de Turismo independiente del sector Comercio Exterior para poder implementar un plan estratégico sobre la base de un trabajo multidisciplinario coordinado entre los distintos sectores públicos y privados. Y advierte que dentro de ese plan se debería considerar la aplicación de estímulos, el aumento del presupuesto en infraestructura básica, así como dotar de mayores capacidades a los gobiernos regionales y locales en el diseño de proyectos y planes de desarrollo turístico.

A casi mitad del año, ¿qué proyecciones tienen para el cierre del 2013?

Deberíamos superar el 15% de crecimiento en materia de turismo receptivo. Hay una serie de estrategias que se vienen desarrollando entre el sector público y privado. Una de ellas es promover más el destino Perú en el mercado brasileño. Calculamos que el turismo receptivo procedente del Brasil crecerá no menos de 30% a 35%. Son unos 14 millones de turistas brasileños los que salen cada año y gastan un promedio de US$25 mil millones. Y al Perú solo llegan 120 mil turistas brasileños. Para ello se está realizando mayor promoción en las ferias internacionales y precisamente estaremos presentes en el World Travel Mart que se realizará en Sao Paulo.

¿Cuánto facturará este año el sector turismo en el Perú?

Este año el turismo receptivo facturará aproximadamente US$4 mil millones dado el 15% de crecimiento que proyectamos. El turismo interno en cambio moverá tres veces más, de modo que podría facturar unos US$12 mil millones.

¿El ranking de visitantes foráneos sigue siendo liderado por los turistas chilenos?

Chile continúa pues se consideran los viajes transfronterizos. De allá vienen casi 800 mil visitantes, por eso Chile tiene el 30% de participación.  Luego sigue Estados Unidos con 430 mil visitantes que representan el 20%. De Ecuador llegan 170 mil, de Argentina 148 mil, de Brasil 120 mil, entre los más destacados.

La crisis en Estados Unidos más los anuncios recientes de ajuste en ese país ¿afectarán el flujo de visitantes al Perú?

No creo porque todos los universitarios estadounidenses tienden a viajar por el Perú, por lo tanto hay un potencial de 20 millones de turistas que pueden venir. Vienen de ese mercado personas que tienen grado académico o especializaciones en ciencias, antropología, historia, cultura.

¿Cuáles son las principales debilidades que deberían revertirse con urgencia para impulsar el crecimiento del sector?

Lo que falta en el país son políticas públicas que nos permitan tener un crecimiento sostenido para poder no solo atraer turistas del extranjero sino promover un mayor turismo interno porque este genera la mayor dinámica económica. Y así no tendríamos que depender de terceros y seríamos menos vulnerables a los riesgos externos. Necesitamos un plan de priorización y jerarquización de los atractivos turísticos. Se requiere un plan de trabajo más coordinado con los gobiernos regionales, porque actualmente no saben cómo avanzar ya que no conocen bien el manejo de este sector. Se habla mucho del Plan Estratégico Nacional de Turismo (Pentur), pero eso no es más que una copia del Plan de Comercio Exterior. Y para corregirlo se requiere empezar por tener un catastro actualizado de infraestructura turística priorizando recursos y productos turísticos. Igualmente, se necesita hacer una promoción segmentada de la actividad turística.

Todo plan de desarrollo turístico implica un esfuerzo multidisciplinario pero al parecer esto no avanza de la mejor forma en el Perú, ¿cómo hacer para sentar las bases de una gestión moderna y eficiente en materia de turismo en el Estado?  

Es fundamental que para que ello ocurra se considere al desarrollo turístico como una verdadera política de Estado. Si no se entiende ese concepto -y creo que hasta ahora no se ha entendido-, no podremos avanzar, por más buenas intenciones que pueda tener el ministro Silva. No hay un plan estratégico, solo hay acciones coyunturales.

Considerando la vasta cantidad de recursos y atractivos turísticos que hay en el Perú, ¿sería mejor establecer un Ministerio de Turismo?

La propuesta del presidente Humala fue la creación de un Ministerio de Turismo y nosotros seguimos esperando que cumpla su palabra, creemos que es indispensable su creación en el Perú. Si existiera ese ministerio, entonces pasaría que cuando se construye una carretera no solo se tomaría en cuenta la cantidad de carga que se podrá transportar, sino también la cantidad de personas que podrán movilizarse y el flujo económico que se generará por la actividad turística. En todos los países de la región existen una serie de estímulos importantes que tienen que ver con la creación de actividades turísticas, tienen un plan tributario para fomentar la inversión privada en zonas más pobres o de frontera.  Canatur ha diseñado una propuesta para aplicar estímulos al sector.

¿Qué estímulos plantea principalmente Canatur?

Uno fundamental es que se instauren feriados largos también para los trabajadores del sector privado. No debería ser solo para los del sector público. En Argentina ha dado buenos resultados esa medida y hoy genera aproximadamente US$2500 millones. El gobierno tiene que creer que el turismo es necesario para impulsar el desarrollo económico del país y debería apoyar este tipo de medidas.

¿De qué manera el atraso en las inversiones de infraestructura básica en el país afecta al desarrollo del turismo en el Perú?

Efectivamente nos afecta, ya que son calculadas en US$40 mil millones según AFIN (Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional). Si por ejemplo queremos construir un hotel en Kuélap, no podemos porque no tenemos ni luz ni agua, ni saneamiento. Todo eso lo tendrá que poner el sector privado. La infraestructura impacta de manera positiva en el desarrollo de las regiones tanto desde el punto de vista social como económico. Con una adecuada infraestructura se puede poner en valor la riqueza natural, cultural e histórica de diversas zonas del país que hoy sufren de pobreza extrema o afrontan problemas como el narcoterrorismo. Tal es el caso de la zona del  Valle del Río Apurímac Ene y Mantaro (Vraem) que tiene recursos turísticos y naturales de primer nivel. Pero lamentablemente, hoy el sector turismo sigue siendo la Cenicienta de las actividades económicas en el país, pese a que debería ser la principal actividad porque es la que más inclusión social puede generar.

En los últimos días se han registrado accidentes en las carreteras que han provocado la muerte de turistas ¿Qué se debe hacer para mejorar la seguridad vial y garantizar un viaje seguro?

Es necesario que se instalen barandas de seguridad en las vías y esto es un ejemplo más de que faltan políticas de Estado para ofrecer lo mejor a los turistas. Pero lamentablemente, menos del 1% de los presupuestos regionales y municipales están orientados al desarrollo turístico.

¿En cuánto debería incrementarse el presupuesto?

Debería incrementarse en no menos de 30% o 40%. Es necesario invertir más en la implementación de servicios turísticos.

¿Han considerado realizar actividades para sensibilizar a las autoridades sobre la importancia de invertir más en el desarrollo integral del sector?

Los gobiernos regionales y municipales necesitan profesionales capaces de formular proyectos y planes de desarrollo turístico. Por eso es importante acercarlos a las universidades de modo que estas ayuden a formular esos proyectos. La falta de proyectos es una queja constante de todo poblador y del propio Estado porque cuando vamos al Ministerio de Economía nos dicen que no pueden hacer nada mientras los gobiernos regionales no presenten los proyectos. Por eso el 18 y 19 de julio apoyaremos un evento que tratará sobre la formulación de proyectos turísticos que es organizado por la Universidad de Piura. Y en noviembre realizaremos un foro para identificar las mejores alternativas para financiar esos proyectos a través de la cooperación internacional y de entidades públicas que permitan también tener mayor acceso a la tecnología.