Carlos Buitano, gerente comercial de C y J Constructores y Contratistas: "Estamos decididos a penetrar el mercado inmobiliario a un nivel de 12%."

Por Katty Carrera

Ante una fuerte competencia en el negocio inmobiliario, el sueño de la casa propia es hoy más que antes una realidad para muchos en el Perú, mientras el país transita por su mejor momento económico en años. El sector construcción ha retomado su dinamismo tras superar la contracción generada por la llegada del nuevo gobierno, y cerró el 2011 con una inversión aproximada de US$ 3,400 millones. Pero, las compañías constructoras han ampliado su oferta inmobiliaria y ven con gran expectativa el nuevo boom que ahora estaría centrado en el segmento de oficinas, cuya demanda al igual que en vivienda es cada vez mayor, y que enfrenta también un déficit en infraestructura desde hace dos años. Sobre este tema y los planes de desarrollo de C y J Constructores y Contratistas para consolidarse en el mercado, Biznews.pe conversó con el gerente comercial de la compañía, Carlos Buitano.
Si comparamos el mercado inmobiliario peruano con otros países ¿En qué nivel nos encontramos?
Estamos lejos de lo que están otras ciudades en Latinoamérica tanto en precios como infraestructura. El metro cuadrado en Lima asciende en promedio a US$1,200, mientras que en Bogotá y Santiago de Chile este se valoriza en US$1,800 y US$2,200, respectivamente. Lo mismo sucede con ciudades como Buenos Aires o México, lo cual nos indica que este sector va tener por lo menos unos cinco a diez años dando que hablar en la economía del país.
¿Cuáles serán los segmentos que tendrán mayor crecimiento dentro del sector inmobiliario este año con respecto al 2011? ¿Por dónde se dará el crecimiento?
Es una pregunta difícil, porque tanto vivienda como el segmento comercial (oficinas) tienen demanda. Creo que por muy poco trecho es el mercado de oficinas el que va a dar la pauta este 2012. Y eso se va a ver reflejado en un crecimiento de 5% a 10% con respecto al 2011. Aunque, los dos están marchando muy parejos.
¿Precisamente sobre ese segmento de oficinas, cómo se desarrolla dentro del sector en lo que va del año?
En el sector de oficinas existe mucha demanda tanto de empresas nacionales como de transnacionales, pero también hay un segmento de pequeños empresarios, que no debemos descuidar. El rubro de oficinas está creciendo tremendamente y será el siguiente boom inmobiliario, después de vivienda. Actualmente, tenemos una desocupación del mercado de oficinas de casi un 1% y no tenemos la infraestructura necesaria para cubrir esa demanda en Lima, en donde está el 80% del segmento. Este es un déficit desde hace un par de años y que se seguirá acrecentando. Entonces, necesitamos infraestructura, no solamente a nivel corporativo, sino también en el rubro de nuevos profesionales que de alguna manera se independizan y requieren espacios entre 40 m2 y 100m2 para poder desarrollar sus negocios.
¿Cuánto se ha invertido en el sector de construcción en el primer trimestre? ¿Cuáles son las proyecciones hacia finales de año?
A nivel de mercado tenemos en lo que a construcción se refiere un crecimiento de 5% a 10% respecto al año pasado. Recordemos que en el 2011, el sector de la construcción tuvo, como consecuencia de las elecciones, una desaceleración marcada desde abril, que recién se empezó a recuperar en noviembre y diciembre, y que frenó las proyecciones del sector. Entonces, esa tasa de 5% a 10% lo estaríamos recuperando en este primer semestre, y podríamos llegar a superar ese porcentaje a finales de año, dado que se han reactivado los inversiones, y el Estado está generando licitaciones, lo cual beneficia al sector.
¿En qué segmentos C y J Constructores y Contratistas ve su crecimiento para este año y cuánto representará en sus ventas?
Estamos en una etapa de diversificación como constructora. Incursionamos en el nivel industrial, luego de ganar una obra de Mexichem Perú para desarrollar sus almacenes en El Agustino, que va a representar cerca del 2% de nuestra facturación. No descartamos, y para ello estamos haciendo todos los trámites y evaluaciones, poder empezar a trabajar con el Estado. Es un reto para la empresa, que será positivo en nuestra facturación, y estimo que podría llegar a representar hasta un 50% en un futuro. Sin dejar de lado las licitaciones, que es nuestro fuerte, en cuanto a inmobiliaria estamos tratando de encontrar terrenos para poder desarrollar proyectos para los niveles socio económicos B y C, en distritos como Jesús María, Pueblo Libre y la zona industrial en las avenidas Argentina y Colonial, en donde las industrias se están retirando y están dejando terrenos grandes. Es tan dinámico el mercado inmobiliario que no descartamos desarrollar tanto en viviendas como la parte comercial.
Si bien no hay un segmento específico que marque su crecimiento, sino que más bien apuntan a la diversificación, ¿en qué proporción crecerá la empresa con respecto al 2011?
Queremos alcanzar un crecimiento en facturación para este año de 10% a 15% con respecto a lo obtenido el año pasado, que cerramos con S/. 30 millones, y así recuperar lo que nos afectó a todos en el sector por las elecciones, y sobre todo ascender aún más en cuanto a la diversificación de nuestros proyectos, y lograr en el futuro un incremento en la facturación anual entre 20% y 30%. En términos generales, entre construcción y ventas (como inmobiliaria) tenemos previsto en los próximos dos años facturar unos S/. 60 millones.
¿Qué participación del mercado tienen y en cuánto esperan cerrar este año?
Es un tema complejo que tal vez pudiera ser definido por las consultoras de mercado, porque el sector de la construcción e inmobiliario está fragmentado, aunque se encuentra en vías de consolidación, pero son varias las que reparten la torta. Dentro del ranking de constructoras, existen unas 20 empresas grandes.
En C y J Constructores hemos decidido empezar una fuerte penetración de mercado a un nivel de 12%, con lo que buscamos consolidarnos y estar al nivel de grandes empresas en nuestro país, a pesar de que es un negocio complicado, sobre todo cuando se trabaja para terceros, pero confiamos en que lo lograremos.
La Torre empresarial Omega fue su más reciente proyecto inaugurado ¿Cuánto se invirtió y cuáles son sus expectativas con este proyecto?
Omega fue un proyecto de desarrollo integral nuestro, que demandó una inversión de US$ 20 millones con nuestro inversionista Mire Real State, que luego de ubicado el terreno, construimos y nos ocupamos de su desarrollo tecnológico. Esta vendido en su totalidad, lo cual ha cubierto nuestras expectativas al 100%, y nos impulsa hacia retos mayores.
¿Qué otros proyectos tiene C y J Constructores y Contratistas?
En lo que a oficinas se refiere, hemos consolidado en Surco el área de oficinas comerciales con cinco proyectos entregados tanto nuestros como para terceros. En este momento tenemos aprobados dos anteproyectos, uno en Miraflores y otro en San Isidro. En éste último vamos a iniciar las obras en el cuarto trimestre de este año para un grupo de inversores peruanos y extranjeros en consorcio con nuestro aliado estratégico Echeverría Izquierdo de Chile. Para el Fondo Fibra estamos construyendo un edificio Leed de 13 pisos  con oficinas ¨prime¨ y contará con seis sótanos, ubicado en Dean Validivia y Orquídeas en San Isidro, lo cual demandará una inversión aproximada de US$ 30 millones y que estaría culminado en tres años y medio.
En el caso de Miraflores, tenemos un edificio de once pisos, ubicado en Cantuarias, que estará dirigido al rubro de profesionales independientes o pequeñas empresas con oficinas más pequeñas, pero con la misma calidad con la que trabajamos, y va a contar con una terraza en un semi sótano, donde habrá locales comerciales y que irá a la par con la vida moderna de ese distrito. Se encentra en la fase de factibilidad, para lo cual se ha invertido US$ 7.5 millones y tomará un plazo de culminación aproximado de 18 meses.
¿A finales del 2012 a cuánto ascenderá su plan de inversiones?
Para este año aparte de esos dos proyectos del grupo, contamos con un proyecto de condominio de 150 departamentos en Camacho, en el que estamos con un grupo societario importante, Caldas, con una inversión de US$ 50 millones para la construcción de cinco torres. En paralelo estamos desarrollando proyectos para terceros de viviendas, entre ellos la construcción de un edificio de 71 departamentos, con una inversión de US$ 15 millones, para Inversiones Volterra en la calle Malecón de la Marina en Miraflores. Luego estamos construyendo un edificio de oficinas de 10 pisos y 7 sótanos en Benavides para el Promotor Inmobiliario Benavides del Grupo Costa Celeste, cuyo monto de construcción asciende a US$ 4 millones.