El foco ahorrador cumple 25 años

Es el invento que revolucionó el consumo de energía. Desde sus inicios, prometió funcionar solamente con la quinta parte de electricidad que usa un bombillo incandescente, que sólo ilumina el 20% de su capacidad y malgastaba el 80% restante. El foco ahorrador con balasto integrado revertió esas cifras. En el transcurso de estos años, adquirió otras ventajas como más horas de vida y un sinfín de tamaños y presentaciones.

El foco ahorrador con balasto integrado cumple sus bodas de plata entre nosotros, 25 años de haber sido creado por la empresa alemana OSRAM, y convertirse en el gran invento que ahorra hasta 80% en el consumo de energía y que está logrando dejar en el olvido a los bombillos incandescentes o tradicionales.

En 1985, Alfred Wacker, en ese entonces Director de Marketing de OSRAM presentó la primera bombilla ahorradora con balasto integrado; un gran avance no sólo para la investigación, sino también para los consumidores, su ahorro y el cuidado del planeta.

Alfred Wacker, uno de los padres de esta fuente de luz, lo recuerda así: "El desarrollo de la energía de la primera bombilla de ahorro con el balasto integrado, fue una experiencia fenomenal para nosotros. Ser capaz de ahorrar hasta un 80% de la energía fue como una revolución en la iluminación. Es como un coche que arde sólo con dos litros de combustible en lugar de diez. Y  realmente haber estado en este desarrollo, es simplemente lo mejor que le puede pasar a un ingeniero”.

Wacker también nos recuerda que el consumo de energía fue excepcionalmente bajo desde el principio. Pero las bombillas ahorradoras de energía han recorrido un largo camino en términos de diseño, confort y temperatura de color desde 1985. Considerando que la primera bombilla fue de 20 cm. de largo, o casi el doble de largo que una bombilla normal; hoy en día las bombillas ahorradoras de energía con 8 cm. de longitud están disponibles en todas las presentaciones, formas y sitios para satisfacer a todos los gustos.

Actualmente, OSRAM, líder en fabricación de fuentes de luz, ofrece la más amplia gama de iluminación eficiente en el mundo y sigue apareciendo con nuevas innovaciones. "La nueva temperatura de color y luz cálida confortable" es un hito más en la evolución de las lámparas. Se combina la máxima eficiencia energética con una luz cálida muy similar a la de las bombillas incandescentes. “Esto demuestra que tan lejos han llegado las bombillas de bajo consumo en los últimos años", dice Martin Bachler, Gerente de Marketing de bombillas de ahorro de energía en OSRAM.

DATO

- Anteriormente, los focos fluorescentes compactos funcionaban, de manera independiente, con un pesado y voluminoso balasto magnético que controlaba el flujo de corriente. OSRAM, sin embargo, apostó por la miniaturización del balasto y su integración en la base de la lámpara.